Definición y Que Es
Aborto

El término aborto viene dado del latín abortus que deriva a su tiempo de la palabra aborior que era lo opuesto de orio que significa nacer. Por lo que aborto es la interrupción del embarazo cuando el feto todavía no se ha desarrollado, es decir, no ha llegado a las veinte semanas e impidiendo que nunca nazca un niño y puede ser natural o voluntaria. Este término siempre ha sido muy polémico a lo largo de la historia e involucra una serie de consideraciones tanto éticas como morales y legales sin contar las económicas o religiosas.

Aborto

Dentro de la sociedad existen profundas diferencias acerca de este tema, algunas radicales y otras más modernas, entre la que destacan la de la iglesia que considera esta práctica como el asesinato a un ser humano y que el proceso del embarazo debe transcurrir de forma normal como quiera la voluntad de Dios, por lo que lo rechaza de manera contundente, a tal punto que no lo acepta si el embarazo pone en riesgo la vida de la madre.

Otras posturas más modernas, consideran que el aborto solo se acepta cuando el feto venga con graves señales de que su salud puede verse amenazada ya sea física o mental y que sea justificado por un grupo de médicos bajo las medidas de higiene apropiada. Expertos en la materia señalan que el embarazo no debería interrumpirse sino prevenirse y por eso que muchas naciones del mundo, han adoptado una postura recta en prohibir el aborto electivo, pero se toma en consideración cuando ésta en riesgo la salud del feto o de la madre.

Existen diversos tipos de abortos entre los que se pueden nombrar:

Aborto espontáneo: es cuando de forma natural ocurre la pérdida del feto, es un acto involuntario que sucede antes de la vigésima semana de embarazo. Pueden ocurrir por diversas causas tales como el consumo de drogas, alcohol o cigarrillo por parte de la madre. Los problemas de obesidad, trastornos hormonales o con el sistema inmune suman a la lista de formas por las que una mujer puede abortar de forma espontánea.

Aborto inducido: trata cuando el embarazo es interrumpido de forma voluntaria mediante una intervención externa que se realiza antes de la vigésima tercera semana de concepción. Puede ser causado cuando el feto viene con alguna anomalía ya sea física o mental y cualquiera de los dos corre peligro o en otros casos puede ser una decisión de la mujer dado que no tiene los medios económicos para tenerlo.

Aborto terapéutico: es cuando se induce el aborto en la vigésima tercera semana de embarazo y sea por razones médicas. Las razones por la que sucede esto son principalmente de tipo curativa o preventiva.

Aborto médico: hace referencia al uso de medicamentos por parte de la madre administrados ya sea oral o vaginal, esta combinación de fármacos es un proceso que tiene una duración de 14 semanas.

Los cuidados luego del embarazo son delicados, la mujer debe tomar antibióticos para evitar infecciones, así como evitar duchas vaginales y no tener sexo sin protección.