Definición y Que Es
Albinismo

Las personas con albinismo tienen una cantidad reducida de pigmento (o falta de éste) en sus ojos, cabello y piel. La palabra “albinismo” proviene de la palabra latina albus, que significa “blanco”. Esta refiere a un gran número de enfermedades generalmente por herencia que afectan la forma en que el cuerpo produce o distribuye el pigmento (el material que produce el color).

Albinismo

El concepto de albinismo se refiere a diferentes alteraciones genéticas que ocurren a partir de mutaciones de genes. Estos cambios hacen que la melanina desaparezca o su nivel se reduzca considerablemente. En el caso de las plantas, se produce por la ausencia de carotenos u otras sustancias.

El albinismo se transmite de padres a hijos a través de los genes. En algunos casos es necesario que ambos padres sean portadores de un gen de albinismo para que su hijo sufra. Los padres, a pesar de ser portadores del gen, pueden tener una pigmentación normal. Existe una gran probabilidad (De uno en cuatro) cuando ambos padres son portadores del gen de tener un hijo con esta enfermedad. Es una especie de herencia que se llama autosómica recesiva.

Las personas que tienen albinismo comparten una serie de características importantes, además de las ya mencionadas:

  • Un alto porcentaje de albinos tiene problemas severos de visión que ni siquiera se pueden corregir con el uso de anteojos. Y es que están en una situación anormal, tanto cuál es la retina y las conexiones entre el cerebro y los ojos.
  • Su complexión es muy clara por lo que es necesario que la protección que utilizan con respecto al sol sea muy fuerte, ya que de lo contrario podrían tener graves consecuencias para su piel.

Existe una gran variedad de albinismo, es más complicado es el llamado albinismo oculocutáneo y se caracteriza por aquellos que lo presentan con cabello blanco o rosado, piel e iris y con frecuencia tienen muchas dificultades de visión. Las problemas más comunes o frecuentes es en los ojos, la sensibilidad a la luz, los movimientos oculares rápidos, los ojos cruzados, la ceguera funcional, entre los más recurrentes. Mientras tanto, el albinismo ocular de tipo 1 ataca sólo los ojos y el cabello y la cara generalmente aparecen en rangos normales.