Definición y Que Es
Anión

Un anión es un ion (átomo o molécula) con carga eléctrica negativa, que se produce como resultado de haber ganado uno o varios electrones. Un anión es opuesto al catión, que tiene un ion de carga positiva. Entre los tipos de aniones que encontramos, los monatómicos que son no metales que han obtenido electrones, teniendo así la finalización de su valencia. Los monatómicos se nombran usando la palabra anión seguido del sufijo “uro” al final del nombre del átomo al que se eliminan las últimas vocales.

Anión

Anión es un término que se ha formado a partir del griego. Deriva de ἀνιόν (pr. anion) que es el participio presente del verbo ἀνιέναι (pr. anienai), primera persona del singular del presente del modo indicativo del verbo cuya traducción corresponde a “ir hacia arriba, ascender”. Formado por la partícula ἀνά (pr. aná) que significa arriba y por el verbo ἰέναι (pr. ienai), cuya traducción corresponde al significado de “ir”.

De este modo, el concepto proveniente de su etimología es lo que asciende o va hacia arriba.

En la salud; tanto los iones positivos como los negativos forman parte del aire y, por lo tanto, esto produce una atmósfera equilibrada o desequilibrada. Si hay un exceso de iones positivos, la calidad del aire se ve afectada negativamente. De manera inversa, si los aniones son elevados se producen beneficios para el organismo.

Los iones positivos son dañinos para el ser humano, ya que incrementan la presión y acidez en la sangre, debilitan los huesos y perjudican al conjunto de funciones metabólicas. En este sentido, los lugares cercanos al mar o los espacios naturales de montaña son una fuente de iones negativos, los cuales tienen una gran variedad de efectos sobre la salud: el sistema respiratorio mejora, se elimina el estrés y la mente está más relajada, hay una mejora en la función digestiva, cambios hormonales positivos, entre otros beneficios.

El ser humano es beneficiado en varios aspectos del anión, veamos algunos de los más importantes:

  • Fortalece el sistema inmunológico: gracias a la estimulación que produce en el grupo de células que se encarga de defender nuestro organismo organizando y dirigiendo la resistencia a las enfermedades.
  • Reduce la alergia: su acción colabora con la limpieza del aire, eliminando el smog, el polen y los ácaros, entre otros alérgenos, mejorando las condiciones de nuestro entorno.
  • Combate el estrés: si bien el anión tiene muchas acciones beneficiosas para nuestra salud, sus efectos relacionados con la reducción del estrés se encuentran entre los más destacados.
  • Acaba con las bacterias: cuando no hay suficiente oxígeno, las bacterias proliferan, pero el anión nos otorga la cantidad suficiente de oxígeno para que las primeras no tengan muchas oportunidades de mantenerse con vida.