Definición y Que Es
Año Litúrgico

El año litúrgico o ciclo litúrgico es el periodo de tiempo compuesto por 365 días en los cuales se realizan celebraciones o regocijos católicos, es decir, son los periodos del año pertenecientes a distintos festejos y ceremonias dedicadas a recordar todas las etapas de Jesucristo en la tierra, esto sería un modo de celebrar la leyenda de la salvación por la llegada del señor.

Año Litúrgico

A lo largo del año litúrgico se encuentran bloques, llamados tiempos litúrgicos, cada uno de los mismos se centra una etapa de la vida del hijo del señor en la tierra, para esto se toma como guía la sagrada escritura del nuevo testamento que es donde se hace mención del niño Dios hasta su adultez.

En la santa biblia se puede identificar el tiempo litúrgico, cual obra de Jesucristo se está alabando, e inclusive los colores representativos para la fecha que serán utilizados en las vestimentas del padre y en el adorno de la iglesia. Si bien la organización o los tiempos litúrgicos no son cumplidos de forma exacta y precisa por todas las iglesias cristianas, las mismas pueden tener similitudes en cuanto a los festejos celebrados.

A través del año se organizan seis tipos de tiempos litúrgicos, que son organizados de la siguiente manera: Primer tiempo “Adviento”, este es vivido al inicio del año litúrgico contando con una duración de 4 domingos (un mes), se representa con el morados oscuro, este tiempo es donde se está preparado para la llegada de Jesús a la tierra. El segundo tiempo por su parte posee el nombre de Navidad, este se representa con el color blanco y corresponde una duración de dos domingos a partir del 25 de diciembre, en este tiempo litúrgico se hace una celebración del nacimiento del hijo de Dios.

Posterior se encuentra el tercer tiempo litúrgico llamado “ordinario”, este periodo se empieza a contar luego del bautismo de Jesucristo en el río y es representado por el color verde, su periodo se comprende de 5 a 9 semanas. Siguiente a esto se celebra el tiempo de la cuaresma, que de acuerdo a su nombre tiene una duración de 40 días, se representa con el color morado oscuro y se hace rememoramiento de las etapas decisivas para la vida de Jesús, su ida al desierto y posterior, la muerte de Cristo. Por último se encuentra la pascua, representada por el color blanco, dura aproximadamente 50 días y se hace especial mención la resurrección de Cristo.