Definición y Que Es
Apoptosis

La apoptosis también conocida como muerte celular programada, es un proceso a través del cual las células se autodestruyen mediante el impulso de una señal. La muerte celular es un proceso natural que se programa genéticamente y que además permite la eliminación de las células que no son utilizadas por el organismo o que se encuentran dañadas. Cabe acotar que entre la apoptosis y la producción de nuevas células existe un equilibrio el cual se encarga de prevenir la multiplicación excesiva de las células. Cuando la apoptosis ya deja de actuar en el organismo, las células se pueden empezar a proliferar de una forma completamente incontrolada y pueden dar paso a la aparición de cáncer. La diferencia de la apoptosis con la necrosis, es que ésta última es una muerte celular patológica.

Apoptosis

Desde el principio las células se desarrollan, crecen y se proliferan, dicho proceso está controlado por varios elementos con el objetivo de obtener un equilibrio en los diferentes tejidos del cuerpo. Cuando se presenta el momento, aparecerán una serie de señales que activan los genes específicos que hacen que el fenómeno de apoptosis tenga lugar.

Si se da el caso de la muerte de un tejido por causa de una lesión, se dará lugar a una serie de modificaciones en las células de esos tejidos que son características. Esencialmente los procesos que ocurren son la desintegración celular y la posterior liberación de los componentes al medio externo por medio de una rotura que se presenta en la membrana celular. Todo estos procesos hacen que se active el sistema inmunológico y se presente un proceso de inflamación que erradica las células afectadas así como también los factores que pudieron provocar dicho proceso, como por ejemplo el caso de toxinas o microorganismos, por último se da lugar a la sustitución del tejido muerto por tejido fibroso lo que permite la formación de una cicatriz.

En el caso de las células que mueren por apoptosis el primer paso en dicho proceso es iniciar la producción de unas proteínas a las cuales se les conoce como endonucleasas a las que se les responsabiliza de la degeneración del ADN, por lo que la muerte celular inicia en el núcleo. Los restos de ADN se recubren de membranas, los componentes del citoplasma se condensa y por último las células son erradicadas por medio de otras células pertenecientes al sistema inmune a través de un proceso que se denomina fagocitosis.