Definición y Que Es
Arcoíris

Se define como arcoíris a uno de los fenómenos naturales de mayor belleza, el cual tiene como principales características su forma de arco y los colores que lo componen, por lo general dicho arco se puede observar luego de que hay precipitaciones, ya que los rayos del sol a entrar en interacción con la pequeñas gotas de agua dando paso a la formación de dicho fenómeno. Su rareza radica en el hecho de que únicamente se presenta luego de que ha terminado de llover y posteriormente sale el sol y únicamente es posible observar en aquellas zonas abiertas, lo que hace complicado su avistamiento en las ciudades con grandes rascacielos.

Arcoiris

Los colores y la disposición de los mismos es la siguiente, primero en la parte exterior del arco se localiza el color rojo, mientras que en su borde interior se ubica el violeta, en medio del arco es posible visualizar los colores, naranja, amarillo, verde, azul y celeste. En algunas ocasiones es posible que un fenómeno aún más raro tenga lugar cuando hay formación de un segundo arcoíris, el cual se presenta de la misma manera que el primero pero donde la disposición de sus colores es invertida en comparación al primero. Este fenómeno óptico se produce gracias a la fragmentación de los rayos solares.

El científico Isaac Newton fue uno de los primeros interesados en estudiar el arcoíris, éste se vio motivado por el hecho de que los mismos colores que se podían observar en el arcoíris eran los mismos que aparecían cuando los rayos de luz atravesaban el prisma. Posteriormente los estudios de la reflexión y refracción de los rayos de luz estudiada en la física se establecieron como los cimientos de la fenomenología en la óptica, la cual se encarga de estudiar desde la formación de los fenómenos naturales de este tipo así como también la fabricación de los telescopios utilizados para observar el universo.

Sin duda alguna el arcoíris es considerado como uno de los fenómenos naturales de mayor belleza, no solo por los hermosos colores que presenta, sino también por el hecho de que solo se pueden apreciar cuando varios elementos de la naturaleza coinciden, lo que los hace menos frecuentes.