Definición y Que Es
Artesanía

La artesanía es un arte, cuya característica principal es que el trabajo o la elaboración del objeto se hacen de forma manual, se moldean distintos materiales, o se realizan adornos con objetivos financieros, por hobbies, o también simplemente por desarrollar el aspecto artístico, excluyendo totalmente la utilización de maquinaria o implicar procesos que sean automatizados, lo que le otorga a cada objeto realizado una característica singular que permite individualizarlos, siendo lo más importante para cualquier artista, que sus obras sean totalmente diferentes unas a otras.

Artesanía

De esta manera la artesanía se caracteriza por ser un trabajo altamente minucioso, donde ser detallista es el papel primordial para cada artista, de esta manera se le otorga individualidad a cada objeto realizado, lo que permite cubrir las expectativas de cualquier cliente, ya que el mismo tiene la capacidad de identificarse con una pieza en especifica.

Las artesanías son los principales protagonistas, a la hora de identificar el aspecto cultural de cada población, siendo el principal recuerdo adquirido por cada turista que visite cualquier localidad; la realización de este tipo de trabajo posee una antigüedad importante, remontándose a épocas donde ni siquiera existía la industrialización, donde no existía el procesamiento de materia prima, por lo tanto la artesanía dependía directamente de la disponibilidad de materiales que otorga el espacio en donde se labora.

La artesanía no solo posee fines decorativos, algunos de este trabajo artesanal es adquirido para realizar rituales religiosos, o para cumplir alguna función en el hogar o en el espacio en donde se distribuya dicha obra de arte; las personas que practican la artesanía o realizan trabajos manuales se les designa el nombre de artesanos.

Un punto importante en contra de la producción de grandes obras artesanales, es que su realización es a pulso humano, por lo tanto se tendría que poseer una cantidad importante de personal, lo que dificulta la comercialización de estos distintos artículos en grandes tiendas o sitios comerciales, obligando a los artesanos a que su venta sea de carácter directo entre artesano y comprador, en locales o mercados pequeños, o comercializar sus productos a través de cooperativas, en donde se involucren varios artesanos a crear distintas obras.