Definición y Que Es
Audacia

La audacia es una cualidad que pueden poseer algunas personas, se trata de realizar grandes acciones que representen en su desarrollo valentía y coraje por parte de quien las desempeña, pero no se trata solo de ser motivado por el valor, la audacia también se trata de la astucia y la inteligencia que aplique el sujeto en cualquier momento, con la finalidad de salir beneficiado y victorioso en cualquier situación.

Audacia

Las personas que se consideren audaces, presentan dentro de su lista de virtudes el hecho de ser atrevidos y osados, (en el buen sentido de ambas palabras, ya que existen personas atrevidas y osadas que van más hacia lo vulgar, con ánimos de faltar al respeto de alguien más), entre muchas otras cosas más, los ánimos de una persona con audacia se dirigen a querer realizar actos arriesgados y atrevidos y en muchos casos incluso hasta imprudentes. Por ejemplo, aquellos sujetos que dedican sus vidas a salvar otras vidas, como bomberos o rescatistas, son personas muy audaces, pues tienen el atrevimiento de hacer cosas que otros no harían, arriesgan sus propias vidas con la finalidad de salvar a otros individuos, y al momento de hacerlo presentan entre sus actos valentía y astucia.

En ocasiones cuando se presentan distintas situaciones en la vida de una persona, pueden venir acompañadas de impedimentos que generen miedos, pero el hecho de tener fuerza de voluntad para poder salir adelante intrépidamente es lo que demuestra que la persona tiene la habilidad de sobreponerse ante cualquier adversidad.

Por otra parte la audacia no es siempre considerada como una virtud de un ser humano, existen situaciones en donde se aprecia como un atributo negativo que poseen algunos, y es debido a que se denominan audaces y atrevidos al realizar actividades imprudentes, tomando riesgos innecesarios. Es necesario en esos momentos reflexionar y sobre todo aplicar la razón para que de este modo no actuar motivados por algún impulso que puede ser dañinos, no sólo para sí mismo, sino también para los demás, ya que por ejemplo, existen personas, sobre todo muchachos jóvenes que creen que al llevar una alta velocidad en las autopistas son audaces y demuestran sus fortalezas, pero al mismo tiempo exponen sus vidas y las de todos a su alrededor a sufrir un aparatoso accidente.