Definición y Que Es
Bioestimulación

Se conoce como Bioestimulación a la introducción de modificaciones en el medioambiente para estimular la actividad biológicas de los microorganismos autóctonos. Esto se realiza mediante la inyección de líquidos o gases, que pueden dar un aporte de nutrientes, aireación, inyección de oxígeno, aporte de donadores y aceptares de electrones, aporte de co metabólicos, ajuste de pH.

Bioestimulación

La Bioestimulación desarrolla un material biológico con el fin de romper suavemente con ciertos compuestos para esto se añade un microbio a la zona contaminada que es capaz de mejorar la capacidad del material biológico y lograr que se degrade rápidamente y terminar la contaminación.

Por otra parte la bioestimulación corporal es el tratamiento de calor (radiación infrarroja) con tratamientos de electroterapia (corrientes de Bioestimulación). Ambos tratamientos actúan simultáneamente y de dicha unión se derivan unas interesantísimas reacciones metabólicas que nos ayudarán eficazmente a combatir los problemas estéticos más comunes derivados de la acumulación de grasa, como piel de naranja, flacidez, piernas cansadas, retención de líquidos y encharcamiento de los tejidos celulares, con esta técnica de transmisión de calor constante, logramos un aumento eficaz de la temperatura de las capas cutáneas, subcutáneas y musculares. Lo que provoca múltiples beneficios para nuestro cuerpo.

Actualmente tiene un auge en la dermatología estética como tratamiento antienvejecimiento, ayudando a desintoxicar, drenar, nutrir, revitalizar, mantener y equilibrar las células de la piel. Este se enfoca en:

  • Arrugas no con Pliegues.
  • Hiperpigmentación.
  • Rosácea.
  • Cicatrices hipertróficas, algunos queloides, post acné.
  • Flacidez cutánea.
  • Daño solar.
  • Hidratación.
  • Reestructuración De la piel.
  • inclusive alopecia (moderada).

Está basado en la obtención de un preparado de proteínas a partir de la sangre del propio paciente, estas proteínas poseen actividad biológica. Entre ellos los factores de crecimiento que poseen la capacidad de estimular y acelerar la regeneración del tejido, cuando sufrimos una lesión nuestro cuerpo libera proteínas para estimular el proceso de la reparación de este daño.

Los resultados de este tratamiento facial es visibles en corto tiempo, y también depende mucho del estado del cutis de la paciente, pero casi que a las 5 horas después, del tratamiento, se pueden empezar a ver cambios significativos en la piel. No obstante, es importante realizar unos tratamientos inicialmente continuos, y posteriormente van disminuyendo hasta quedar casi uno cada tres meses, esto depende de los cuidados de la persona, y la época del año.