Definición y Que Es
Burro

El concepto de burro designa a ese animal cuadrúpedo, que pertenece a la familia de los equinos, situación que le hace dueño de las características típicas de esta familia como: dientes de corona altos que le permiten pastar y rasgar pasto para alimentarse, disposición de un solo dedo en cada una de sus piernas, que aparece cubierto por un casco, y una manifestación principalmente social que hace un animal muy dócil en el momento de la domesticación y puede vivir en comunidad con otros compañeros.

Burro

Nos encontramos con un término que tiene diferentes usos en el lenguaje cotidiano. Pero antes de citar y explicar sus diversos significados, diremos que etimológicamente hablando, Burro proviene del latín burricus. En la zoología, tal como lo señalamos anteriormente, Burro es un animal doméstico de la familia equina, aunque más pequeño y con orejas más largas que un caballo por ejemplo. Ahora, esta misma palabra también se usa generalmente para referirse a una persona tonta o ignorante.

El tamaño estándar de los burros es de entre 0,9 y 1,4 metros, aunque hay algunas especies, como Andalucía-Córdoba, o el catalán, que puede llegar a 1,6 e incluso 1, 65 metros de altura.

La coloración es también oscilante en los burros, porque aunque el burro es gris, podemos encontrar tonos que están cerca de blanco, negro y marrón.

Cabe señalar que su color se hace mucho más claro alrededor de su nariz y en la espalda es normal apreciar que los burros tienen dos rayas más oscuras con respecto al color base de la capa y que conforman la figura de una cruz.

Las crines no son como las de los caballos que descansan en sus cuellos, pero son mucho más cortas y rizadas.

Otra diferencia con respecto a los caballos es que son mucho más longevous poder vivir por cuarenta años.

Uno de sus signos físicos más distintivos es sin duda las grandes orejas que le permiten escuchar sonidos a distancias realmente importantes.

Una de las principales características de estos animales radica en su adaptación a vivir en los márgenes del desierto, donde otras razas del reino animal no pueden sobrevivir. A su vez, a diferencia de los caballos o las cebras, los burros salvajes viven separados unos de otros y no en rebaños. Mientras sus cerebros alcanzan un volumen tan alto que les da la posibilidad de mantenerse en contacto desde una distancia que alcanza los tres kilómetros.

La forma tradicional que el burro usa para defenderse es dar patadas muy fuertes con sus patas traseras, por ejemplo, es que se ha popularizado una frase que sólo alude a ella y que es ampliamente utilizada en lenguaje coloquial: “duele mas la patada que el burro que la dio”, y luego utilizamos cuando queremos referir que alguien se comportó grosero con nosotros.