Definición y Que Es
Calambre

Los calambres o espasmos musculares como también se les denomina, se presentan cuando los músculos se tensionan a causa de movimientos involuntarios en los que se estira o se acorta dicho músculo, provocando dolor que dependiendo de la tensión ejercida puede ir desde leve a intenso y que puede provocar que el músculo afectado se torne rígido, por lo general esto ocurre cuando hay poca oxigenación muscular o por la pérdida de sales minerales a causa de esfuerzos físicos por largo tiempo, por exposición a bajas temperatura y por movimientos repentinos.

Calambre

Diagnosticar un calambre es muy sencillo, el principal indicativo de que se está en presencia de un espasmo es cuando el músculo se torna tenso y tiende a doler si se toca, en los casos en donde el espasmo es provocado por algún nervio irritado el diagnóstico amerita la presencia de una resonancia magnética para poder observar el área afectada.

Aún en la actualidad la causa de los calambres no se encuentra demostrada totalmente, sin embargo existen varias teorías acerca de qué o quién los provoca, algunas de las cuales son las siguientes:

  • Insuficiencia de electrolitos: la falta de elementos en el organismo como el magnesio y el potasio es una de las causas principales a la que se atribuye la aparición de los calambre, ya sea por la pérdida de estos elementos a través de la transpiración al momento de realizar ejercicios, puesto que ellos participan de forma activa en lo que es el movimiento muscular.
  • La deshidratación es otra de las causas más comunes, ya que luego de que se realizan sesiones de entrenamientos prolongadas el organismo no posee la capacidad de obtener el oxígeno que requiere para poder oxidar la glucosa y obtener energía de la misma lo que provoca que el ácido láctico en el organismo se acumule y da paso a un espasmo muscular.

Para evitar la aparición de calambres las mejores previsiones son mantener al cuerpo correctamente hidratado sobre todo cuando se está realizando alguna actividad física, ingerir alimentos ricos en electrolitos, como verduras y frutas y de esa forma si la causa es la pérdida de ellos se suplantan con el consumo de estos alimentos.