Definición y Que Es
Calendario

El calendario la creo el hombre con la finalidad pura y exclusiva de organizar y estructurar el alcance del tiempo, de aprovechar al máximo las horas del día, manteniendo siempre el control de las actividades que se desempeñan. La creación de calendarios es imposible hasta la fecha, ya que muchas civilizaciones distantes en el tiempo y el espacio generaron sus propias formas de entender el tiempo, a través de diferentes formas visuales.

Calendario

El concepto puede referirse a este tipo de esquema y las hojas que permiten su representación gráfica. El calendario también se puede usar como sinónimo de almanaque, que es el registro de los días que componen un año con información relacionada con días festivos, feriados religiosos y astronomía.

Los calendarios surgen, independientemente de la hora o el lugar, siempre con un objetivo principal: organizar el tiempo por motivos religiosos, sociales, políticos, administrativos y económicos. Existen varias culturas que no lograron la creación de los calendarios, pero estos tuvieron un gran conocimientos y conciencia del paso del tiempo a través de sus estaciones climáticas, era así como lograban ubicarse y hasta identificar los fenómenos similares.

Hoy el calendario divide el período conocido como el año en 365 días de 24 horas cada uno. En el cuarto año, se agrega un día más por una cuestión de rotación de los planetas alrededor del Sol. Los calendarios tal como son utilizados suponen el pasar de horas, días, semanas, meses y años, aunque la forma de representar este curso puede variar mucho.

Los calendarios son ahora absolutamente esenciales, ya que la sociedad moderna basa sus actividades en gran medida en estructuras temporales claras y definidas, a diferencia de lo que sucedió en otros tiempos. En conclusión, sirve para organizar y administrar mejor el tiempo. Existen varios tipos de calendarios según las culturas, pero, en el mundo occidental actualmente se usa el de 12 meses y 365 días mencionado anteriormente, aunado a este, se utilizan por todo el mundo los calendarios chino, islámico, hindú, hebreo y gregoriano, cada uno de ellos con características diferentes, por ejemplo en el islámico cada mes comienza después de la noche de una luna nueva, pero todos tiene el mismo objetivo en común.