Definición y Que Es
Certeza

La certeza es ese conocimiento claro y seguro de algo. El que tiene una certeza está convencido de que sabe algo sin posibilidad de equivocarse, aunque la certeza no implica verdad ni precisión. Esto significa que una persona puede afirmar que tiene certeza y, sin embargo, la información que maneja es falsa o incorrecta.

Certeza

La certeza, en este sentido, no se limita a la idea de que conocemos la verdad, sino que se refiere al estado del conocimiento según el cual somos conscientes de que tenemos la verdad.

Por lo tanto, estar seguro de algo es conocerlo con convicción, con certeza e incluso con evidencia de que lo que sabe es, de hecho, cierto: “Estoy seguro de que ha llovido durante la mañana, porque el suelo del parque es mojado ” Por lo tanto, la certeza también está asociada con la confianza que tiene en la información que se maneja.

La base de la certeza, como tal, es un conocimiento racional de la realidad que puede ser objetivamente reconocido. Por lo tanto, todo el conocimiento, y especialmente el científico y los hechos, se basan en un conjunto de certezas que se articulan como una disciplina de conocimiento. La certeza es la posesión de una verdad que corresponde con el conocimiento perfecto. La conciencia de una certeza nos permite afirmar este conocimiento sin temor a dudas y con plena confianza en la validez de la información.

Un ejemplo para aclarar este concepto; en el terreno legal cuando alguien es juzgado por un delito cometido, el Juez o Tribunal debe tener la certeza de su culpabilidad para condenarlo, basándose en pruebas sólidas, porque en la duda, debe optar por la inocencia.

Sin embargo, en Filosofía, aquellos que poseen conocimiento preciso y no dudan de ellos se llaman dogmáticos; aquellos que creen que no es posible obtener certezas, son los escépticos. Escepticismo religioso por ejemplo; Es el caso de los agnósticos que dudan de la existencia de Dios, pero los ateos, los niños dogmáticos, ya afirman con certeza que Dios no existe, al igual que los religiosos que afirman con certeza lo contrario.

Los humanos generalmente buscan certezas en todos los aspectos. Queremos saber que no nos mienten, que un producto tiene las cualidades que anuncia y que una noticia es verdadera. Para lograr esto, buscamos la verdad y realizamos análisis que miden el grado de certeza. Si no actuamos así viviríamos en la incertidumbre. No estaríamos seguros de nada. En este sentido, hay dos corrientes de pensamiento: escepticismo y dogmatismo. Los escépticos afirman que no podemos estar absolutamente seguros de nada. Los dogmáticos consideran que es posible saber la verdad.