Definición y Que Es
Cirrosis

La cirrosis es una enfermedad que afecta el hígado, la cual lo va desgastando de forma lenta y progresiva, lo que provoca que se deteriore y por ende tenga un mal funcionamiento con el paso del tiempo, provocado por lesiones irreparables, ésta enfermedad se presenta en el momento en el que el tejido normal del hígado es suplantado por un tejido al que se le denomina cicatricial (tejido que se forma durante el proceso de sanación de una lesión) lo que provoca la obstrucción de la circulación sanguínea a través del hígado.

Cirrosis

Esta enfermedad puede ser causada por diferentes elementos, entre los principales se pueden mencionar a las infecciones causadas por los virus de la hepatitis B y C, consumo en exceso y por periodos de tiempo extendidos de bebidas alcohólicas, que provocan que el órgano se inflame, enfermedades metabólicas que son heredables como es el caso de la enfermedad de Wilson o la hemocromatosis, la enfermedades autoinmunes también pueden desencadenar la cirrosis, tal es el caso de la colangitis esclerosante primaria, actualmente otro elemento que se está convirtiendo en una de las principales causas de esta enfermedad es el sobrepeso todos estos factores representan un riesgo latente en las personas que los poseen y más aún aquello que poseen más de uno de estos factores.

Los síntomas que el paciente puede presentar durante el padecimiento de esta enfermedad pueden incluir debilidad general, cansancio sin ningún motivo aparente, desgano al momento de comer, constantes náuseas, pérdida de peso, dolor en el abdomen e inflamación del mismo cuando se acumula el líquido en dicha zona, vómitos y también escozor en la piel. Cabe acotar que todo estos síntomas son característico en los pacientes con un cuadro de cirrosis ya avanza puesto que en las etapas iniciales no tiende a presentarse ningún tipo de sintomatología.

Sin duda alguna el mejor tratamiento para la cirrosis es la prevención, por tal motivo los expertos recomiendan evitar en lo posible los factores que la causan, como por ejemplo, disminuir el consumo de alcohol o eliminarlo si es posible, si el problema es una enfermedad en el hígado se recomienda asistir con frecuencia al médico para comprobar el estado de la misma y mantenerla controlada.