Definición y Que Es
Concentración Másica

Es una de las formas en la que se puede expresar la composición de las disoluciones en un análisis químico, representando la cantidad de masa de soluto que se encuentra presente por cada unidad de volumen de disolución, es decir, es el cociente entre la masa de soluto y el volumen de disolución.

Concentración_Másica

En ese sentido, la composición o concentración de una disolución, es la relación entre la masa de soluto y la masa o volumen de la disolución. De este modo, existen diversas maneras de cuantificar los resultados que se obtienen del análisis químico que se le realiza, en muchas ocasiones por necesidad, a una disolución.

Cualquiera sea la forma en la que se calcule y exprese la concentración de la disolución, ésta se referirá a la cantidad de soluto que se ha disuelto en una cantidad determinada de disolvente.

La concentración puede expresarse en masa/unidad de volumen, moles/unidad de volumen, presión parcial o fracción en volumen, dependiendo el tipo de fase o elemento en cuestión. Así, puede denominarse, según su magnitud como: concentración másica, fracción másica, porcentaje en peso, fracción molar, molaridad o molalidad.

En fase líquido o un elemento en estado líquido, la concentración se expresaría en fracción molar, moralidad o molalidad. Por otro lado, en fase sólida se dividiría en concentración másica, fracción másica, porcentaje en peso o fracción molar.

Por otra parte, la concentración másica (C) es representada, por unidades como g/l, g/ml, entre otros, siendo g el soluto y l o ml el disolvente o la cantidad de disolución.

En este tipo de casos, la concentración másica (C) toma la denominación de % (p/v), es decir, porcentaje peso-volumen. Un ejemplo de ello sería una disolución que contenga 30g de soluto por cada 100ml de disolvente, tendría una concentración del 30% (p/v).

La concentración másica y otras representaciones de la composición de una disolución, son empleadas en la química para realizar las disoluciones adecuadas, de acuerdo al resultado que persigan. Por ejemplo, si se conoce que un producto posee 300g/l de concentración, pero sólo se necesita producir 100ml, será precisamente el dato previo de concentración el que permitirá conocer la cantidad de soluto necesario para la cantidad de solvente que se tiene, que en este caso sería 30g.