Definición y Que Es
Contrato Comercial

Un contrato comercial es para los propietario de una pequeña empresa o individuo por cuenta propia y es necesario para entrar en un contrato de negocio. Un contrato comercial es un acuerdo legal entre usted y otra parte, y puede ser usado en situaciones donde los servicios se prestan por una cuota o se requieren tareas específicas. Para ser legalmente válido, un contrato debe contener varios elementos clave.

Contrato_Comercial

Partes:

Las partes de un contrato son simplemente las entidades involucradas en el acuerdo. Éstos pueden ser el nombre de una persona o una entidad de negocio separada. Por ejemplo, si usted es un fotógrafo independiente y está contratado como contratista independiente, las partes del acuerdo son usted (o el nombre de su empresa si usa uno) y el nombre de la entidad que está contratando sus servicios.

Consideración

La consideración en un contrato explica lo que cada parte puede obtener del acuerdo comercial. Continuando con el ejemplo del fotógrafo freelance, la consideración recibida por la entidad contratante es las fotografías terminadas, y la contraprestación del fotógrafo es el pago recibido por proveer el servicio. También podría indicar qué gastos pueden ser pagados por la entidad contratante, como el costo de viaje del fotógrafo al sitio de la sesión.

Términos y Condiciones

Los términos y condiciones de un contrato de negocios especifican los derechos y obligaciones de cada parte. Estos pueden variar ampliamente dependiendo de la naturaleza del acuerdo comercial. Ejemplos comunes pueden incluir la cantidad de pago, cuando el pago es debido, la naturaleza específica del trabajo implicado y cuánto tiempo el acuerdo permanecerá en efecto. Los términos también pueden incluir posibles remedios si se descubre que una de las partes infringe el contrato.

Partes Competentes

Un contrato puede ser considerado inválido si puede demostrarse que una de las partes era mentalmente incompetente al momento de firmar el acuerdo. Un contrato también puede anularse si una de las partes estaba bajo la influencia de drogas o alcohol y la otra parte era consciente de la condición de la primera parte.

Propósito Legal

Un contrato de negocio debe ser para un propósito legal para ser considerado válido. Si, por ejemplo, una parte se contrae conscientemente para entregar mercancías robadas para una segunda parte, la segunda parte no tendría recurso legal si la primera parte no pudo entregar la mercancía a su destino previsto.