Definición y Que Es
Contrato

Un contrato hace referencia a aquel acuerdo elaborado y estructurado con la finalidad de resaltar las voluntades, obligaciones y sanciones judiciales. El objetivo principal del contrato es hacer un pacto, la suposición de que dos o más personas acuerdan un objeto específico, aunque no todos El pacto se considera un contrato, por lo que el incumplimiento de dicho pacto debe ser sancionado por el legislador a través de una acción determinada.

Contrato

Cuando se celebra por medio de un documento escrito, dicho documento se denomina contrato, mientras que cuando se realiza de forma oral, se designa como un contrato verbal. Como tal, la palabra proviene del latín contractus.

El contrato da a luz al deudor, una obligación, llamada contractual, por la fuente de la que proviene, para lo cual debe cumplir a favor del acreedor, un beneficio. Este beneficio puede consistir en dar (dar algo en propiedad o establecer una cosa como un derecho real) en un hacer (por ejemplo, construir una casa) o no hacerlo (abstenerse de molestar al inquilino durante el plazo del contrato) o dar algo en tenencia (por ejemplo, dar una casa en alquiler).

Los contratos pueden ser consensuados, terminados y comienzan a tener efecto, con el acuerdo de las partes, como en una venta, o pueden ser reales, cuando comienzan a tener efecto desde la entrega de la cosa, como ocurre por ejemplo en un mutuo (préstamo de consumo), por ejemplo, al prestar dinero por un tiempo.

Dada la amplia gama de operaciones que conducen a la formación de un contrato, es imposible establecer una clasificación; agruparlos se ha hecho tomando cuatro condiciones:

  • Requisitos de validez con respecto al formulario.
  • Requisitos de validez con respecto al fondo.
  • En cuanto a su contenido.
  • En cuanto a su interpretación.

Por otro lado, un contrato de trabajo establece las condiciones bajo las cuales los trabajadores prestarán sus servicios a un empleador, estableciendo así una relación de dependencia que será remunerada con un salario o un salario justo, más todos los beneficios estipulados en la ley. En general, los contratos de trabajo se hacen por escrito, aunque en algunos casos se llevan a cabo de forma oral, lo que implica los mismos derechos y obligaciones.