Definición y Que Es
Cortesía

Esta palabra se refiere a ciertas prácticas convencionales y reglas de buena educación y etiqueta, está asociada con el término “corte” que proviene de la palabra latina “cohortis” compuesta del prefijo “co” que indica unión y por “hortis” huerto o lugar vallado donde se guardaban los animales, desde donde se extendía su uso a cualquier patio y se seguía utilizando en el campo militar para designar a las tropas que responden a un jefe.

Cortesía

También se utiliza con frecuencia en negocios comerciales, restaurantes, hoteles, entre otros establecimientos que atienden al público, para designar el regalo que se le da al cliente, ya sea para entretenerlo por haber elegido el lugar, por haber comprado una cantidad significativa de productos. , entre otras opciones.

Por otro lado, el tiempo de gracia que se le otorga a una persona en cierta situación también se llama cortesía. Por ejemplo, tenemos una reunión de trabajo acordada con algunos colegas para las cuatro de la tarde y quien tiene la responsabilidad de dirigirla no ha llegado a la hora acordada, es costumbre decir que se le darán unos minutos de cortesía y si después de la fecha límite no llega, procederá a darle curso, incluso sin su presencia.

La cortesía, por lo tanto, es una expresión de buenos modales o reconocimiento de normas sociales que se consideran correctas o adecuadas.

Además de todo lo anterior, debemos enfatizar que existe lo que se conoce como frases de cortesía. De ellos podríamos decir que son expresiones hechas que se usan con bastante frecuencia y que se considera que quien las usa demuestra su buena educación y también su respeto hacia la persona con la que están hablando.

Es importante tener en cuenta que tratar a alguien con cortesía es esencial para seguir estas reglas:

  • Trátelo como nos gustaría que lo tratemos.
  • Evite actitudes o expresiones que puedan ser ofensivas.
  • Sé amable y educado.
  • No interrumpa cuando está hablando.
  • Escúchalo activamente y no te burles de sus opiniones.
  • Con frecuencia se usan cortesías, como pedir permiso, por favor o perdón. A su vez, la cortesía se presenta a través de gestos y actitudes: besar la mano de la dama, saludar, hacer un regalo, acompañar e informar a un turista, hacer una invitación, decir adiós cariñosamente al final de una carta, y así sucesivamente.