Definición y Que Es
Corteza

Una corteza es la capa exterior de un objeto, la cual está ahí para cubrir algo que por lo general es más débil que el material del que está hecha la corteza. Este es un término ambiguo y versátil que puede ser aplicado en una gran diversidad de campos, en algunos casos, corteza es la única forma de llamar a la exterioridad de un objeto, por ejemplo en los árboles, el manto de madera que va por fuera se le denomina corteza así como también al manto superficial del planeta tierra se le llama corteza terrestre.

Corteza

En el campo de la medicina y la biología, se le dice corteza a toda membrana que cubre un órgano, estas están compuestas en algunos casos por mucosidades que mantienen permeables o humectadas las capas más interiores del órgano. También las cortezas orgánicas están hechas del mismo tejido del que está constituido el órgano, un ejemplo de este es la corteza cerebral, de vital importancia para el cuerpo humano pues posee neuronas y terminales nerviosos funcionales que dominan los instintos y varios tipos de impulsos.

La corteza terrestre que es la definición que se le da no solo a la envoltura del planeta sino a las diferentes capas que tiene. Básicamente son 2, la continental y la oceánica en estas hay diferentes niveles que se denominan según la profundidad de los niveles. Los diferentes cambios climáticos y los procesos biológicos como la sedimentación y la erosión van creando constantemente cambios y choques en la corteza terrestre que afectan los compuestos orgánicos de la tierra.

La corteza de los árboles es todo el manto que cubre los tallos o la raíz compuesta por elementos llamados felógeno, floema y el cambium vascular (uno de los más importantes debido a que produce las células embrionarias que generan nueva vida y alimento del árbol). Finalmente un ejemplo cotidiano se encuentra en las comidas, las cuales al cocinarse o compactarse desarrollan una capa o corteza gruesa compuesta por los mismos ingredientes del alimento, como el pan, su corteza dura hecha de la misma masa con la que se confecciona el bolo antes de entrar al horno se crea por efecto del calor.