Definición y Que Es
Cortijo

Se llama cortijo a una forma de edificación autóctona de España, específicamente de la región meridional de dicho país, en los hábitats rurales dispersos. Éstos son grandes extensiones de terreno, dentro de los cuales se erigen edificios cuyo principal objetivo es el de funcionar como viviendas para la sociedad, así como también edificaciones destinadas a la explotación agrícola de la zona en donde se establece. El auge de estas extensiones se presentó durante el siglo XVIII. Estas construcciones se caracterizan por tener una relación con lo que fueron las casas de labranza de Castilla de la Mancha y Andalucía, es por ello que es muy frecuente escuchar la expresión “cortijo andaluz.”

Cortijo

El cortijo surgió como respuesta a la gran necesidad de una explotación agrícola de magnitudes enormes, en donde por lo general se fusionaron el aprovechamiento de la explotación del ganado, como complemento del sistema rotatorio de cultivo, en los cuales se cultivaban plantas de diferentes tipos en ciclos diferente, con el fin de aprovechar el suelo al máximo y evitar su agotamiento, por su parte la explotación animal, ofrecía animales con los cuales se podía facilitar ciertas laboras y sus desecho eran empleados como abono para el suelo, sin mencionar que podían genera un ingreso adicional.

Además de los antes expuesto, el cortijo ofrecía a aquellas personas con necesidad de empleo un trabajo estables, sin mencionar que significaba un beneficio importante para el patrón ya que los trabajadores siempre se encontraban en el sitio de trabajo, por lo que era poco usual la falta del personal. Entre las labores del personal destacan el vigilar el ganado, estar al pendiente del almacenamiento de la instrumentaría utilizada durante la jornada laboral, entre otros. Las edificaciones en dichas fincas eran de gran tamaño, la cuales se fabricaban en torno a un terreno de distribución. Las edificaciones de mayor importancia en el cortijo era la cocina, por su parte los encargados de la casa y los empleados con mayor jerarquía tenían la, prioridad de tener una habitación privada para ellos, sin embargo no eran condiciones placenteras ni mucho menos, caso contrario ocurría con el dueño del cortijo, ya que su edificación poseía comodidades, la misma se encontraba de forma independiente.