Definición y Que Es
Desesperanza Aprendida

Es una condición del ser humano y de algunos animales, de la cual han aprendido a comportarse pasivamente, con la sensación subjetiva de no poder hacer nada y que no responden a pesar de las existencias de las oportunidades reales de cambio de las situaciones adversas, su teoría se basa en una cierta forma de depresión que son ocasionadas por un estado de depresión y desesperanza sin fe, de que se desea cosas o ciertos resultados en forma positiva pero que no se obtienen los resultados adecuados o esperados para una modificación de la situación determinada.

Desesperanza aprendida

La vida y sus variantes circunstancias estresantes, como es estudios, trabajo, hogar y familia entre otros, aportan más incertidumbres que soluciones, que se pasa a estar en un modo negativo como forma de vida, que sé que quedan en un círculo vicioso entre los eventos malos que no se controlan y la falta de control que llegan con la resignación pasiva reproductiva por la repetición de estos estados negativos que suelen verse como inevitables.

Los factores involucrados son varios desde la genética que altera la sensibilidad de los receptores del organismo, lo fisiológico que cambia el estado de ánimo con los efectos secundarios con algunos fármacos en algunos casos al tratar una simple infección viral, la predisposición psicológica que hace perder el norte y la objetividad viviendo en una depresión y desesperanza aprendida por los acontecimientos, que se agudiza con lo social al no conseguir una salida o no llegar a los objetivos y metas dando paso a un estado de frustración crónica. Esto sucede en cualquier ámbito de la vida como en lo personal, profesional, cotidiano; convirtiéndose en una creencia asumida de que no importa lo que se haga se fracasa y termina mal, con unas atribuciones a la indefensión percibiendo la vida con pocas capacidades al exponer al individuo a los factores fortuitos, logrando tener una percepción de la falta de control, manifestándose en derrotismo, apatía, ansiedad, depresión y baja autoestima, llevando al individuo al sarcasmo como método de defensa tergiversando los mensajes sintiéndose castigado y sin recompensa, así de esta manera evita esforzarse ya que no cree alcanzar las metas evitando el fracaso y el rechazo, así vuelve a empezar con el mismo de no importa lo que se haga se fracasa.