Definición y Que Es
Desprendimiento de Retina

Esta es una patología que se presenta en el momento en el que la propia retina se rompe, provocando que dicha estructura se separe del tejido pigmentario al cual se encontraba fijada, lo que genera que la retina quede sin ningún tipo irrigación provocando que se presente pérdida progresiva de la visión, en las etapas iniciales esta enfermedad puede ser delimitada, sin embargo si no es tratada a tiempo puede llegar a desplazarse hasta el punto de producir daños en toda la retina de forma permanente. En las personas en donde se presenta es posible que observen pequeños chispazos de luz, por lo que es recomendable que acuda a un especialista. Esta patología puede afectar a cualquier persona sin importar su edad, sin embargo es más frecuente que se presente a medida que avanza la edad.

Desprendimiento_de_Retina

Los motivos por el cual se presenta un desprendimiento de retina son muy variados, algunos de esto son los procesos degenerativos de dicha estructura, también los traumatismos en el ojo pueden llegar a afectar en gran medida, otras causas muy comunes son las hemorragias, las cuales pueden llegar a desgarrar la retina haciendo que se desprenda. Según datos realizados por diferentes investigaciones más del 60 por ciento de las personas que presentan esta patología son miopes, por tal razón se considera que la miopía es un factor que. Las cataratas e incluso los glaucomas son otros de los factores.

Los síntomas no son dolorosos, pueden incluir visiones de pequeños rayos de luz, sobre todo en lo que es la visión periférica, hasta el punto de llegar a oscurecer la visión haciéndola un tanto borrosa, sombreado en una de las regiones del campo de visión. La pérdida de la visión en sus primeras fases inicia en solo una parte de la vista, pero mediante aumenta el desprendimiento así mismo aumenta la pérdida de la visión.

En la mayoría de los casos esta patología requiere que el paciente sea intervenido quirúrgicamente, la misma debe ser realizada poco tiempo después de que se diagnostica, incluso alguna cirugías pueden llevarse a cabo en el mismo consultorio, utilizando para ello el uso de láser, con el fin de reparar los daños en la retina, antes de que avance el desprendimiento de la retina, otro método es mediante la retinopexia neumática, en donde el oftalmólogo procede a la colocación de un pequeño glóbulo en el ojo lo que permite que la retina se ubique de nuevo en su sitio. Para los casos de mayor gravedad, será necesaria la cirugía en un hospital, con tratamientos como la introflexión y la vitrectomía.