Definición y Que Es
Divorcio

Divorcio es la decisión llevada a cabo, entre los cónyuges o sólo con la voluntad de uno de ellos, según sea el caso, de separar o finiquitar con el vínculo matrimonial por las diferencias irreconciliables que surgieron en la pareja. Atendiendo sus diversas peculiaridades y diferencias en los casos, se pueden clasificar ya sea por: El abandono, la violencia doméstica, infidelidades hacia el cónyuge y los hijos, ya sea de manera física o psicológica o una mezcla de ambos.

Divorcio

Es decir, cuando una pareja decide divorciarse es que no hay nada más que hacer para salvarla y luego el hecho de pasar al trámite del divorcio significa que cada uno recuperará la libertad de, por ejemplo, reconstruir su vida con otra persona en caso de que así lo desee.

Aunque en la actualidad, la mayoría de las legislaciones del mundo aceptan y contemplan en sus leyes el divorcio, todavía hay algunas que muestran una convicción muy cerrada y que no permiten bajo ningún punto de vista que esta unión se disuelva solo para aducir problemas en la pareja.

En cualquier caso, de hecho o por ley, dado que la figura del matrimonio ha existido junto con la del divorcio, aunque, por supuesto, en los tiempos más remotos era más común que hombres y mujeres lo solicitan como resultado del adulterio, de la otra parte y no como se ha vuelto común hoy, más que nada entre las celebridades, por las diferencias irreconciliables que surgen de la coexistencia.

El divorcio debe solicitarse y procesarse ante un tribunal que se ocupa de cuestiones civiles o familiares y, como dijimos anteriormente, los dos cónyuges pueden solicitarlo después de un acuerdo previo o solicitarlo solo una de las partes. Luego de un divorcio el individuo implicado en el caso, no regresa a su antiguo estado civil (soltería).

Pero el divorcio conlleva algunos problemas que una vez instituidos deberían resolverse también si como resultado de esto, como ser, en el caso de la propiedad común debería ser igual y en la circunstancia de que hay niños en común. Lo que se hará es establecerse, también en un tribunal, la custodia de los niños y luego establecer un régimen de visitas para ese cónyuge que no se ha quedado con la posesión pero que desea cumplir su papel de padre / madre.