Definición y Que Es
Emancipación

La enmacipación es considerada como la liberación de cualquier clase de relación de subordinación o dependencia de una cosa frente a otra. La palabra, como tal, proviene del latín emancipatĭo, emancipatiōnis.

Emancipar

En este sentido, la emancipación significa el paso de un estado de dependencia a otro de autonomía en el cual todos los lazos de sujeción ceden o se rompen, liberando al individuo. Así, la emancipación puede asociarse a la recuperación de la libertad, la potestad o la soberanía para tomar decisiones, actuar, y determinar el destino propio.

Este es un suceso legal en donde un menor de edad es libre de la patria potestad o la tutela, o de ambas, y adquiere el gobierno de su persona, así como el goce y administración de sus bienes, dentro de los límites fijados por la ley.

La emancipación será automática cuando el sujeto cumple la edad establecida en la ley para tener plena capacidad al igual que el menor, mayor de 14 años, queda emancipado previa dispensa judicial al contraer matrimonio. Puede ser emancipado antes del matrimonio o quedar emancipado automáticamente al producirse este.

Este emancipación faculta al menor de edad para regir como sujeto independiente sobre sus bienes como si fuera mayor, pero hasta que llega a la mayoría de edad no podrá el emancipado tomar dinero a préstamo, gravar o enajenar bienes, inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin el consentimiento de sus padres y, a falta de ambos, sin el de su curador.

Este proceso lógico de los hijos también trae consigo un cambio en las relaciones familiares puesto que aunque el amor entre padre e hijos sigue siendo el mismo el tiempo que padres e hijos comparten en común es menor. Además, mientras que los hijos que viven en casa de sus padres respetan las normas que estos han marcado, por el contrario, aquellos hijos que se emancipan ponen sus propias normas en su casa.

La emancipación de los hijos y el cambio que plantea esta decisión en el núcleo familiar también puede producir unas consecuencias emocionales en aquellos padres que sufren al adaptarse a la sensación de vacío que se produce cuando el hijo deja el hogar.