Definición y Que Es
Epigrafía

El término epigrafía derivas del idioma griego, más específicamente de la palabra επιγραφή cuya traducción es “escrito sobre”. Ésta puede describirse como una ciencia independiente pero que al mismo tiempo es complementaria a la Historia. Es gracias a la epigrafía que se pueden llevar a cabo estudios de inscripciones que se realizaban sobre materiales duros, para lo cual se encargaba de crear un conjunto de métodos que permitieran leer y también interpretar de manera correcta lo escrito en dichos materiales. El propósito principal es poder interpretar las distintas inscripciones, con el propósito de obtener la información que se encontraba contenida en dicha escritura. Según la Unesco, aquellas civilizaciones que desarrollaron la epigrafía, marcaron su paso de una era prehistórica a una histórica, sobre todo cuando dicha escritura guarda información histórica.

Epigrafía

En la antigüedad la roca preferida para plasmar la escritura en ella era la toba volcánica la cual se utilizó hasta el año 121 a. C. Otra roca bastante utilizada era la caliza. Con el paso del tiempo se desarrolló otra la técnica para inscribir en roca, a la cual se le denominó como incisión, lo que se obligó a la implementación de un soporte de mayor resistencia y de contextura lisa, inicialmente se empleó el travertinos posteriormente se utilizó el mármol de tipo carrara. Algunos hallazgos han demostrado existencia de lugares dedicados al tratamiento de lapicidas, además de la presencia de personal dedicado a esculpir estos materiales en ciudades como Pompeya Roma y Ostia, demostrado con vestigios de obras a medio hacer.

La epigrafía puede ser de varios tipos, la jurídica por ejemplo era empleada para plasmar en la roca, leyes, mensajes de carácter oficial, ordenes, entre otras. También existe la de índole pública, las cuales se realizaban en edificaciones públicas, ya fueran templos, edificios emblemáticos etc. Otro ejemplo son las epigrafías honoríficas, utilizadas para brindar honor a la memoria de una persona de alta alcurnia. Las más comunes por otro lado, eran consideradas como menores, realizadas sobre objetos comunes elaborados de en cerámica, marfil, entre otras. En honor a personajes ya fallecidos también era muy común que se realizarán inscripciones, se empleaban con el fin de señalar el lugar en donde yacían los restos de esa persona, método que se ha mantenido vigente hasta la actualidad, en lo que son las lápidas de las personas en los cementerios.