Definición y Que Es
Escrache

Se conoce como escrache a una especie de protesta de tipo popular, en la que un conjunto de individuos considerados como activistas se dirigen hacia a los lugares que son mayormente frecuentados por alguna persona (por lo general políticos) la cual es el objeto de la denuncia o el reclamo, es decir que este método de protesta se encuentra enfocado en las acciones directas que tienen como principal objetivo que dichos disgustos sean del conocimiento público.

Escrache

Un escrache cuenta con una serie de características que lo identifican como tal, entre dicho elementos es necesario mencionar al grupo de personas que se dirigen hacia los lugares que son frecuentados con regularidad por los políticos, siendo lo más común sus lugares de residencia. Por lo general durante el transcurso del escrache se presentan protestas de tipo verbal que son complementadas con el uso de pancartas alusivas a su molestia, además de ello es muy frecuente que las personas que se dan cita en dichos lugares elaboran algún tipo de imagen o símbolo que los identifique frente a los medios de comunicación, ya sea una camisa, una gorra, etc.

Visto desde un punto de vista legal, se puede decir que el escrache es un derecho del cual gozan todos los ciudadanos de un país democrático, que además para muchas personas significa una forma de protesta por medio de la cual pueden dar a conocer sus ideas y sus inconformidades, al mismo tiempo que defienden sus derechos.

Hay quienes consideran al escrache como un método de acoso, catalogándolo como una forma muy maliciosa por la cual se le da uso a la libertad de expresión, ya que según dichas personas, la crítica puede ser de ayuda al igual que la protesta, mientras los límites no sean violados, es decir mientras la vida personal de los denunciados no se vea afectada.

Por otro lado quienes consideran al escrache, lo representan como una forma legal y correcta por el cual se impone la justicia por manos del pueblo, así como el castigo moral. Sin embargo esto puede verse como acciones que van contra la ley, ya que al aceptar el escrache quedaría demostrado que las leyes y los métodos de protestas ya establecidos por dicha ley no son considerados como suficientes por la población, lo que se convertiría en un problema social bastante grave.