Definición y Que Es
Eutanasia

La eutanasia omisión o acción destinado ha acelerar de manera rotunda el fallecimiento de una persona o individuo. Básicamente con el fin de evitar el sufrimiento durante sus últimos días. El concepto está asociado con la muerte sin sufrimiento físico. También se habla de la eutanasia aplicada a los animales. Esta palabra proviene del griego εὖ (eu, ‘bueno’) y θάνατος (‘muerte’).

Eutanasia

Algunos consideran este tema repulsivo, pues alegan que la persona que realiza esta práctica atenta contra su vida. La eutanasia es llamado también como ¨suicidio asistido¨ ya que, la persona provoca de manera voluntaria, pero utilizando deliberadamente los medios o la información necesaria sobre los procedimientos proporcionados por otra persona.

La mayoría de los países del mundo no tienen una posición tomada sobre este fenómeno, a diferencia de lo que sucede con otros asuntos como el aborto o el matrimonio homosexual. Sin embargo, la perspectiva desde la cual se considera esta práctica ha variado enormemente con el paso del tiempo. Los griegos, para quienes una mala vida no era digna de ser vivida, no pusieron ninguna objeción moral a la eutanasia.

La concepción cristiana de la eutanasia de la vida como un don de Dios que el hombre no puede disponer libremente se impuso durante la Edad Media. Desde entonces, la eutanasia, el suicidio y el aborto se han considerado pecados dentro de esta tradición religiosa. Con el final de la Edad Media, surgen las ideas de la antigüedad clásica y se consolidan las alternativas a la perspectiva cristiana. Pensadores como Francis Bacon y Tomás Moro abordan el problema en este momento.

Las discusiones sobre el tema de la ¨Eutanasia¨ se despliegan desde principios del siglo XX en Europa, esto marcó el inicio y apertura de muchas sociedades. Se publicaron informes en busca de su legalización. Es un tema de gran controversia, pues, en la actualidad se discute su legalidad en algunos países del mundo.

Uno de los casos internacionales más conocidos de eutanasia fue el español Ramón Sampedro, quien a la edad de 25 años quedó tetrapléjico por una mala caída de una roca al mar. En una cama vivió desde entonces y siempre le pidió que muriera con dignidad. Necesitaba ayuda para obtener tal muerte y diseñó un plan que lo llevó a lograr su objetivo sin que ninguna de las personas que lo habían ayudado a cometer un delito.