Definición y Que Es
Fetichismo

El fetichismo proviene de la palabra fetiche, que significa objeto inanimado al que se atribuye un poder mágico o superior y por esta razón se le da un aprecio desmesurado más que por su valor intrínseco. Es una tendencia en las que las personas suelen ser sexualmente atraídos por alguna razón a un objeto inanimado o por una parte del cuerpo particularmente peculiar que puedan tener algunas connotaciones sexuales en sí mismo, estos objetos, generalmente tienen que ver con el cuerpo humano, son apreciados por su textura, que al tacto descargan sensaciones, son de variedad infinita y uno más extraordinario que otros, que van desde zapatos, ropa de todo tipo, joyas, cabellos (los de la zona íntima juegan un papel muy importante es el fetichismo), incluso hasta animales en caso extremos.

Fetichismo

Es una situación de sustitución que se produce entre la persona y el objeto inanimado, ser o parte del cuerpo, siendo así, la manera de estar excitado y sentir placer proviene del objeto por sus características no de la persona. Se le conoce como un tipo de trastorno que solo se suele diagnosticar en hombre, pero que en la actualidad las mujeres también se les conocen en este ámbito. Hay grados de diferencias para poder distinguir el fetichismo como lo que se podría llamar preferencias sexuales, peculiaridades y un verdadero fetichismo.

Podemos decir que si una persona sienta debilidad por determinados detalles, como por ejemplo los lunares, no se le cataloga como pervertido o fetichista. Al igual que un hombre que se excite más rápido al ver a una mujer contemplar mujeres en ropa interior sexy o en el caso que sea su pareja, no se les considera tener un problema de fetichismo. En la vida diaria se puede decir que en todo se utiliza el fetichismo como moda, en las grandes publicidades del mercado se ha utilizado el sexo para vender y dar mayor auge a un producto determinado, son detalles minuciosos y de buen gusto que en algunos casos pasan desapercibido al ojo humano como en otros casos son más explícitos a la hora de reaventarse en calidad de los productos.

En las relaciones de pareja un cambio o una variación de lo cotidiano siempre causa emoción al experimentarlo lo nuevo, como un conjunto de lencería muy atrevido con medias negras largas, el problema se produce si en la mujer o en el hombre sería la única forma de encontrar el placer o la excitación que requieren para una relación sexual placentera. Esto lleva a la inseguridad que poseen los seres humanos con su propio cuerpo, es decir, que sin algún objeto se sientan sin la posibilidad de gustar o la imposibilidad de sentir placer, convirtiéndose en un verdadero trastorno. Las causas de esto no se conocen como tal ni están demostradas científicamente y varían en cada persona que la padece, o simplemente es una forma de vida que escogieron, pero que entre ellos podemos encontrar causas psicológicas como: traumas infantiles, violación, familias con desequilibrio comprobados, aprendizaje errónea desde la infancia, entre otros que pudieran haber influido y por ser así el tratamiento es complicado de aplicar.