Definición y Que Es
Fianza

Es común que el mecanismo de fianza se usa cuando una persona que está sujeta a un proceso penal es liberada provisionalmente. Si una medida cautelar de detención preventiva llega a su fin, el juez puede otorgar la libertad bajo fianza, el acusado es libre siempre que proporcione fianza como garantía de comparecer cuando sea citado.

Fianza

Dependiendo del crimen cometido y la condición individual del sujeto, el juez determina el tipo de fianza y su monto. Hay bonos reales (efectivo o bienes), bonos personales (una persona es responsable de garantizar el cumplimiento) y juramentos. En caso de que el acusado no comparezca en la llamada, la fianza se da por perdida. Pero en general se llama garantía a esa garantía que busca principalmente asegurar el efectivo cumplimiento de una obligación, en tanto que, el término se usa, principalmente, con dos sentidos, como garantía real o como garantía personal.

Existen diversos tipos de fianzas como:

  • Fianza convencional: surge con la voluntad entre el acreedor y el deudor.
  • Fianza legal: se concede al actualizar una disposición legal que establece el deber de garantizar una obligación no financiera que proviene de un acto voluntario o por disposición de la ley.
  • Fianza judicial: reclamado por los jueces sobre la base de las disposiciones del Código de Procedimiento con el fin de garantizar los posibles daños que la medida podría causar.

Un ejemplo de un bono podría ser: “El bono puede pagarse mediante una garantía solidaria, proporcionando una garantía hipotecaria, a través de un garante personal o mediante un pago metálico, según las fuentes legales”.

Cabe señalar que, en ocasiones, los términos garantía se usan indistintamente. Ambos suponen la garantía de una obligación de un tercero, pero no son exactamente lo mismo. La garantía está relacionada con los pagarés, bonos, facturas negociables. Es decir, con valores y, por lo tanto, pertenece a la ley comercial. El vínculo, mientras tanto, se refiere a un pacto, por lo que pertenece a la ley civil. Una de las principales diferencias entre los dos es el carácter de la solidaridad. Las garantías son solidarias: en caso de deuda, el acreedor puede reclamar tanto al deudor como al garante. Sin embargo, en fianza, el garante tiene derecho a irse (no puede reclamar el pago hasta que todos los activos hayan sido reclamados por el deudor) y el beneficio del pedido (el reclamo siempre va en contra del deudor primero).