Definición y Que Es
Filtro

Se llama “filtro” al mecanismo que se encarga de depurar cierto contenido u objeto, con el fin de que este sea de mejor calidad. Los filtros tienen funciones similares en los campos en donde son utilizados (informática, seguridad y mantenimiento del medio ambiente), pero el modus operandi y los resultados pueden variar. Se pueden encontrar en una infinidad de objetos, como los cigarrillos, en máquinas hidráulicas y los accesorios de cámaras fotográficas.

Filtro

Los filtros, como programa informático, según su función pueden ser de dos tipos: aquél que se encarga de eliminar los datos o el contenido indeseado de un documento en redacción o el que tiene la tarea de bloquear cierto tipo de contenido para un usuario en específico (filtro de contenido). El primero está presente en la mayoría de los sistemas operativos y es muy utilizado en las hojas de cálculo, en las que se puede crear un filtro según las necesidades propias del consumidor; los filtros de contenido, mientras tanto, son herramientas empleadas para limitar el acceso a páginas web con contenido adulto o sensible, mediante la creación de cadenas de caracteres.

El agua es considerada “apta para el consumo” cuando esta ha pasado por un proceso de filtración, en donde todas las impurezas son removidas. El filtro de agua un dispositivo que separa los sólidos a través de la suspensión, haciendo uso de un medio poroso (tamiz, cedazo, filtro), en donde las partículas de mayor tamaño se asientan, dejando que el líquido y las partículas de menores dimensiones logren atravesar la porosidad. De entre los filtros de agua más conocidos se encuentra el de acuario, un mecanismo que, además de encargarse de la circulación del líquido, la purifica para cuando ésta regrese de nuevo al tanque.

El filtro de los cigarrillos, por su parte, son aquellos encargados de retener los residuos tóxicos que el mismo desprende al quemarse; de esta manera, se busca reducir los efectos nocivos que el fumar tiene en el consumidor. Los filtros de aire son los encargados de controlar el paso de partículas a los sistemas de ventilación de, por ejemplo, un edificio. Los filtros fotográficos, asimismo, son una especie de círculo de vidrio o gelatina, dispuesto en el objetivo de la cámara, cuya función es la de modificar la luz natural del ambiente. Por último, los filtros hidráulicos son aquellos dispuestos para controlar las impurezas que se encuentran en el lubricante de la máquina.