Definición y Que Es
Fraude

El fraude puede cubrir cualquier delito con fines de lucro que utilice el engaño como su principal modo de operar. Más específicamente, el Black’s Law Dictionary define el fraude como: “Una declaración falsa sabiendo la verdad u ocultación de hechos materiales al plan de fraude para inducir a otro a actuar en su perjuicio”. En consecuencia, el fraude incluye cualquier acto intencional o deliberado de privar a otra de la propiedad o el dinero por astucia, engaño u otros actos injustos.

Fraude

El fraude interno o laboral, se define como uso de la ocupación para el beneficio propio a través del uso indebido o mala aplicación de activos o recursos de una compañía u organización. En pocas palabras, este tipo de fraude ocurre cuando un empleado, gerente o ejecutivo comete fraude contra su empleador. Aunque los autores de fraudes adoptan cada vez más tecnología y nuevos enfoques para conciliar y ocultar los esquemas de fraude en el trabajo, los métodos utilizados en este tipo de fraude se dividen en categorías claras, comprobadas a lo largo del tiempo.

Por otro lado el externo contra una compañía abarca varios esquemas. Aquí se puede observar vendedores con ausencia de honestidad o deshonestos que participan en manejo de licitaciones, perjudicando a la compañia, facturando servicios y bienes no provistos, además solicitudes de sobornos a los empleados.

Asimismo, existen clientes que presentan cuentas de falsificación para la cancelación o pago, también pueden presentar cheques no financiados, y en algunos casos devuelven los productos robados o con descuento para lograr un reembolso.

Las organizaciones o empresas también enfrentan amenazas de violaciones de seguridad y robos de propiedad intelectual cometidos por terceros desconocidos.

Otros ejemplos de fraudes externos incluyen robo de información confidencial, la piratería, la quiebra fraudulenta, el fraude de seguros, de atención médica y el de los préstamos, que son denominados fraude fiscal.

Triángulo de fraude, el modelo más ampliamente aceptado y la mejor manera de explicar por qué las personas cometen fraudes es el triángulo del fraude. Es un modelo desarrollado por el Dr. Donald Cressey, un criminólogo cuya investigación se centró en personas malversadores. Que ha llamado “violadores de confianza”.