Definición y Que Es
Glándula Pituitaria

La glándula pituitaria es una glándula del tamaño de un guisante localizada en la base del cerebro. La pituitaria es la “glándula maestra de control”, produce hormonas que afectan el crecimiento y las funciones de las otras glándulas del cuerpo. La glándula pituitaria (o glándula pituitaria) es, precisamente, una de las estructuras de nuestro cerebro en la que se traza un puente entre el mundo de las hormonas y el de los impulsos nerviosos que atraviesan nuestras neuronas.

Glándula Pituitaria

En los niños, el daño a la glándula pituitaria puede ser causado por:

  • Infección.
  • ACV.
  • Factores genéticos.
  • Tumor en la glándula pituitaria.
  • Cáncer que se ha diseminado.
  • Lesión.
  • Porque no se sabe.

El hipotálamo extiende una especie de recado hormonal al hipotálamo y este da respuesta a la glándula pituitaria la cual libera las siguientes hormonas:

  • HC (hormona del crecimiento): aumenta el tamaño de los músculos y los huesos.
  • HFE (hormona foliculoestimulante): estimula la producción de folículos ováricos en mujeres; estimula la producción de esperma en los hombres.
  • Prolactina: estimula el tejido mamario en madres lactantes para producir leche.
  • Hormona adrenocorticotropa (HACT): causa la producción de sustancias importantes en las glándulas suprarrenales con propiedades similares a las de los esteroides.
  • La hormona estimulante de la tiroides (HET): estimula la glándula tiroides para liberar T3 y T4 para estimular el metabolismo en otras células del cuerpo.
  • Hormona luteinizante (HL): estimula los ovarios para producir estrógeno en las mujeres; estimula la producción de esperma en los hombres.
    • Existe una estrecha relación entre los procesos psicológicos y los procesos hormonales y, por lo tanto, también con el aspecto emocional de nuestra personalidad. Es importante enfatizar esto, ya que nos recuerda en qué medida la racionalidad y la irracionalidad no son dos compartimentos y, también, que hay ciertas respuestas emocionales automáticas que no dependen de la forma en que la persona piensa sobre lo que nos sucede.