Definición y Que Es
Glándula Sebácea

Conocida como la glándula sebácea esta representa la estructura del cabello encargada del desarrolla de una secreción grasosa llamada “sebo piloso”. Y tiene una cavidad en forma de saco, cubierta por células excretoras que vierten sebo en el folículo piloso, a través del cual sale por fuera de la piel.

Glándula Sebácea

Las glándulas sebáceas se componen de dos tipos principales de células, las células periféricas, que son donde se produce la reproducción celular y de donde se originan las glándulas sebáceas. Las células periféricas acumulan relativamente un poco de sebo. Las otras células son las centrales, que son responsables de producir la proliferación de sebocitos periféricos. Como sebocitos centrales, su misión es madurar y migrar desde los bordes hacia el centro de la glándula sebácea. Durante este proceso, comienzan a sintetizar y acumular grandes reservas de sebo, que se almacenan en estructuras de almacenamiento especializadas dentro de la célula, llamadas vacuolas. A medida que continúan madurando, migran hacia el folículo piloso. Cuando los bocetos completamente maduros alcanzan la apertura del folículo, se someten a un suicidio celular y vierten su contenido (sebo) en el folículo.

Como se mencionó anteriormente la glándula sebácea tiene como principal misión el desarrollo del sebo y entre sus dos funciones principales se encuentra:

  • Una Protección antimicrobiana, principal función que cumple debido a la acidez natural del sebo.
  • Función de lubricación del cabello Esto permite que el cabello emerja de forma más natural y cómoda.

Cabe señalar que el sebo está presente en todos los seres humanos. Sin embargo, la cantidad es diferente en cada uno y depende de varios factores de incidencia:

  • Edad: en niños o jóvenes es más joven que durante el adulto. Además, la pubertad es la más afectada.
  • Hormonas
  • Trastornos emocionales
  • Dieta
  • Diferencias sexuales

Las glándulas sebáceas también pueden contribuir al desarrollo del acné de varias maneras. Uno de los problemas más comunes que enfrentan los enfermos de acné afecta a las glándulas sebáceas hiperactivas y la hiperplasia sebácea (glándulas sebáceas agrandadas). Estas condiciones pueden conducir a un exceso de producción de sebo. El exceso de sebo puede facilitar el crecimiento de bacterias que contribuyen a los síntomas del acné. Estas bacterias pueden usar sebo como fuente de alimentos y suministros que estimulan el crecimiento de bacterias.