Definición y Que Es
Grasa Abdominal

La grasa abdominal se encuentra alrededor de los órganos, este tipo de grasa es perjudicial para la salud. Las primeras 2 semanas de pérdida de grasa abdominal son las más importantes, porque debido a los cambios en la dieta y el ejercicio puede perder peso en un corto período de tiempo.

Grasa Abdominal

Se caracteriza por presentar un material lipídico peculiar el cual representa la grasa abdominal, presente casi exclusivamente en organismos animales. Este tipo de grasa se determina por ser ácidos grasos y glicerina. Dependiendo del número de moléculas para cada caso, esta combinación puede dar como resultado varios tipos de grasa, aunque la más conocida es la grasa de triglicéridos.

Como se acaba de decir, existe una diversidad de grasas, aunque podemos dividirlas en dos tipos principales: grasas sólidas y grasas líquidas. Normalmente, la grasa sólida es la más popular y conocida, especialmente porque es la más visible en el cuerpo u organismo de un animal o persona. Por otro lado, es común designar grasas líquidas con el nombre de “aceites”, aunque no implica que dejen de ser grasas o que sean más saludables.

Dependiendo del nivel de saturación, la grasa abdominal se puede clasificar o dividir. Las grasas saturadas y nocivas para la salud se encuentran en los ácidos grasos (en el cuerpo son grasas sólidas que pueden afectar negativamente la salud y especialmente si ocurre en grandes cantidades), grasas insaturadas (líquidas y más livianas) en su estructura, algunas de ellas se vuelven muy importantes nutrientes para el organismo, los insaturados también incluyen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas) y finalmente las grasas trans (las más nocivas porque son artificiales y se generan a través de la transformación de sus características esenciales).

Uno de los principales objetivos de la grasa es la conversión de su materia en energía que sirve al cuerpo para funcionar correctamente. Vale la pena mencionar que permite a los órganos establecerse como una membrana delicada, así como la protección del organismo frente a condiciones climáticas adversas. Una acumulación excesiva de grasa hará que se produzca la energía y no será necesario renovarla. Es esencial mantener un buen porcentaje de grasa en el cuerpo para llevar a cabo una dieta saludable, hacer ejercicio y eliminar esos hábitos de fumar.