Definición y Que Es
Hackear

La palabra hackear es muy conocida en el contexto de la informática, ya que define la acción entrar de forma abrupta y sin permiso a un sistema de cómputo o a una red. La persona que realiza esta acción se le denomina hacker. Existen diferentes clases de hackeo, entre ellos están: Troyanos vía mensajería de texto, este hackeo consiste en montar un programa con un troyano o caballo de Troya, como muchos lo conocen, haciendo alusión a la mitología griega. Tiene la capacidad para no ser visto y está prohibido usarlo ya que a través de él se pueden leer, borrar, y modificar cualquier archivo.

Hackear

El troyano una vez que se ejecuta tiene la capacidad de controlar al computador infectado. Una característica muy particular del Troyano, es que una vez que se carga en el programa de mensajería instantánea, el hacker sabrá en qué momento el usuario está conectado, momento en el cual el intruso podrá robar la información. El traslado de datos desde el ordenador infectado a la del intruso se efectúa porque la mensajería instantánea abre un túnel de comunicación, el cual es utilizado por el hacker.

Phishing, este es otro método para usurpar información, consiste en engañar a los usuarios que tienen cuentas bancarias por medio de los correos electrónicos. Su modus operandi comienza cuando el ciber criminal se hace pasar por una persona u organismo de confianza, comenzando una aparente comunicación electrónica, generalmente a través de correos electrónicos, mensajes de texto o llamadas telefónicas.

Web Sites Falsos, esta técnica consiste en subir a la red, a través de hiperenlaces falsos, pero que aparentan páginas web reales, con esto los usuarios piensan que la pagina es auténtica y proceden a llenar información, usualmente bancaria.

Existe otro mecanismo para hackear información y es mediante la ingeniería social, esto se realiza por medio de la psicología. Este método se emplea en sistemas con seguridades mucho más complicadas y consiste en usar la psicología para conseguir información de la víctima, lo que permite completar el ataque.

Fuerza bruta, esta práctica de hackeo se basa en entrar al sistema probando todas las posibles contraseñas de una manera secuencial y sistemática.