Definición y Que Es
Hemorroides

Las hemorroides son venas hinchadas en la parte más baja de su recto y ano. A veces las paredes de estos vasos sanguíneos se extienden tan finas que las venas se abomban y se irritan, especialmente cuando hace caca.

Hemorroides

Las hemorroides, también llamadas pilas, son estructuras vasculares en el canal anal. En su estado normal, son cojines que ayudan con el control de heces. Se convierten en una enfermedad cuando se hinchan o se inflaman; El término no calificado “hemorroide” se utiliza a menudo para referirse a la enfermedad. Los signos y síntomas de las hemorroides dependen del tipo presente. Las hemorroides internas están generalmente presentes con sangrado rectal rojo indoloro, brillante al defecar. Las hemorroides externas a menudo dan lugar a dolor e hinchazón en el área del ano. Si el sangrado ocurre es generalmente más oscuro. Los síntomas con frecuencia se mejoran después de unos días. Una etiqueta de la piel puede permanecer después de la curación de una hemorroide externa.

Aunque la causa exacta de las hemorroides sigue siendo desconocida, una serie de factores que aumentan la presión en el abdomen se cree que están involucrados. Esto puede incluir estreñimiento, diarrea, y sentarse en el inodoro durante mucho tiempo. Las hemorroides también son más comunes durante el embarazo. El diagnóstico se realiza mirando el área.

Muchas personas se refieren incorrectamente a cualquier síntoma que ocurre alrededor del área anal como “hemorroides” y las causas serias de los síntomas deben ser descartadas. La colonoscopia o sigmoidoscopia se usa para confirmar el diagnóstico y descartar causas más graves.

A menudo, no es necesario un tratamiento específico. Las medidas iniciales consisten en aumentar la ingesta de fibra, beber líquidos para mantener la hidratación, los AINE para ayudar con el dolor y el reposo. Las cremas medicinales se pueden aplicar al área, pero su eficacia es apoyada pobremente por la evidencia. Pueden realizarse una serie de procedimientos menores si los síntomas son severos o no mejoran con un tratamiento conservador. La cirugía se reserva para aquellos que no mejoran siguiendo estas medidas.

Aproximadamente 50% a 66% de las personas tienen problemas con hemorroides en algún momento de sus vidas. Los hombres y mujeres son afectados con aproximadamente con la misma frecuencia. Las hemorroides afectan a las personas más a menudo entre 45 y 65 años de edad.