Definición y Que Es
Hipotensión Ortostática

La hipotensión ortostática también se denomina “hipotensión postural”. Es una forma de presión arterial baja que se produce cuando se levanta después de sentarse o acostarse. Puede hacerte sentir que puedes desmayar e incluso marearte o aturdirte. Estos síntomas pueden ser leves y durar unos minutos, sin embargo, la hipotensión ortostática a largo plazo puede ser un signo de problemas más graves.

Hipotensión Ortostática

La hipotensión ortostática es común en personas mayores de 65 años. Las células especiales (baroreceptores) cerca de las arterias del corazón y el cuello que regulan la presión arterial pueden reducir la velocidad de su trabajo a medida que el cuerpo envejece. Además, puede ser más difícil para el corazón que envejece latir más rápido y compensar la disminución de la presión arterial.

También la hipotensión ortostática ocasional (aguda) generalmente es causada por algún factor obvio, por ejemplo, por un período prolongado de reposo en cama o deshidratación, y puede tratarse fácilmente. La hipotensión ortostática crónica generalmente es un signo de otro problema de salud, por lo que el tratamiento variará.

Es muy importante tener un chequeo con un especialista si presenta malestares o síntomas de hipotensión ortostática, ya que, en algunos casos, pueden indicar problemas graves. Si pierde el conocimiento, aunque sea por unos segundos, ver al médico es aún más urgente. Importante aún más realizar un seguimiento de los síntomas: cuándo sucedieron, cuánto duraron y qué estaba haciendo en ese momento. Si ocurren en momentos peligrosos, por ejemplo, cuando conduce, hable con su médico.

Hay muchas condiciones diferentes que pueden causar hipotensión ortostática, que incluyen: deshidratación, problemas cardíacos, trastornos del sistema nervioso, problemas endocrinos y después de las comidas. Algunas personas tienen presión arterial baja después de las comidas (hipotensión postprandial).

Cabe señalar que el uso de medicamentos para tratar la presión arterial alta en combinación con otros tratamientos medicamentosos y de venta libre puede causar presión arterial baja. Sin embargo, existen medicinas que aumentan el riesgo de hipotensión ortostática que son los que se colocan o administran para tratar la enfermedad de Parkinson, relajantes musculares, antidepresivos, medicamentos para tratar la disfunción eréctil, algunos antipsicóticos y narcóticos.