Definición y Que Es
Imperativo

Algunas definiciones teóricas también identifican el deber o la inexcusable exigencia (aquellas acciones que no admiten excusas o disculpas, no pueden dejar de materializarse o no pueden evitarse con pretextos): “Disculpe, pero no puedo asistir a la fiesta, trabajo “,” llamo a cancelar mi turno, debo cumplir un imperativo que me impide asistir esta tarde”.

Imperativo

En el contexto gramatical, el modo imperativo se usa en oraciones o párrafos para expresar órdenes u órdenes, entre otras. Este modo se utiliza en casi todos los idiomas del mundo, en español el imperativo se ubica en el cuarto lugar de los modos gramaticales finitos y es adyacente al indicativo, subjuntivo y condicional, es un modo que no tiene perfil ni formato para todas las personas o números, por ejemplo: “Fuera de aquí”, “Vamos ahora”, son algunas de las frases que utilizan este modo gramatical.

En Gramática, se le llama modo verbal imperativo, que cumple en el lenguaje la función conativa o también conocido como atractivo, ya que ordena, expresando así la voluntad del hablante para que el oyente realice la acción indicada por el verbo. Como siempre el mandato es para otro.

Sólo reconoce a las segundas personas (singular o plural) y en algunos casos tercera. Ocurre en el momento actual, incluso si usted está en el tiempo para llevar a cabo una acción en el futuro inmediato, por lo que sólo tiene un verbo tenso: el presente. Sólo se aplica a las afirmaciones. Ejemplos: “Llevarte el perro a caminar” o “Trae, tú, Tom, la orden de la panadería”.

El imperativo categórico kantiano es una ley moral de validez universal que, según el filósofo alemán Immanuel Kant, que vivió entre 1724 y 1804, se aplica a todas las acciones humanas que se considerarán éticas si pueden ser válidas en todo momento y lugar. Por ejemplo, no es bueno mentir, porque si usted puede ser piadoso en una situación particular no valdría ninguna circunstancia del tiempo y del lugar. El imperativo categórico de este autor obliga a decir la verdad, basado en un deber moral en el “debe ser” que se descubre a través de la razón.