Definición y Que Es
Justicia Distributiva

Es el equilibrio entre lo que la persona puede intercambiar, con lo que necesita y lo que merece, logrando así una distribución equitativa y ecuánime de bienes o recursos que se posean. Desde un punto de vista social, hace referencia a que todos los ciudadanos puedan disfrutar de los bienes que son imprescindibles, como la alimentación, la educación y la salud, por igual.

Justicia_Distributiva

Esta idea fue planteada por Aristóteles, quien en su ética, la calificó como una subclase de la propia justicia, que se enfoca en la distribución justa de cualquier cosa que pueda ser dividida entre una sociedad o grupo de individuos.

Hay quienes proponen que la justicia distributiva no tiene que basarse en la búsqueda del bienestar de todas las partes, mediante una justa división de bienes y recursos, sino que debe enfocarse en la distribución igualitaria de aquellos factores morales que crean el bienestar en la sociedad, como la libertad, el respeto a la propiedad privada, la no discriminación, entre otros.

Por su parte, John Rawls realizó un ajuste unificando ambos aspectos lo materiales y lo moral, al proponer que la justicia distributiva es una justicia social, una aspiración general de la sociedad, que le da vida a las instituciones. Rawls habla de que las personas en conjunto, al rechazar el individualismo y el egoísmo y aceptar la cooperación de los miembros, los recursos se incrementaran.

En ese sentido se planteó la interrogante de cómo deben entenderse los derechos y obligaciones de cada individuo para que se produzca la distribución equitativa, dando como respuesta que se dicha distribución debe tener tres principios: la libertad, diferencia e igualdad de oportunidades.

De ese modo, cada persona debe recibir las cargas y los bienes que éste merezca de acuerdo a sus méritos. Así, como las personas no son iguales, las retribuciones que cada uno recibirá tampoco deberían serlo.

En consecuencia, se aceptan las desigualdades económicas, pero siempre que se permita la mejora de las condiciones de vida de cada individuo, a través de la libertad e igualdad de oportunidades, es decir, que quien sea más pobre, lo sea porque no ha aprovecha las oportunidades, más no porque se le limite a serlo.