Definición y Que Es
Lumbalgia

El términos de lumbalgia se utiliza en la medicina para definir todo tipo de dolor sin importar la causa, en la zona dorsal, desde las costillas finales hasta los pliegues asimétricos de los glúteos, este dolor es bastante frecuente, según la estadística al menos 8 de cada 10 personas alguna vez han sufrido de él.

Lumbalgia

La lumbalgia es el resultado de un mecanismo cerebral que es el encargado de activar lo nervios que transmiten dolor y provoca la contractura del músculo y por consecuencia la inflamación del mismo, en ciertos casos puede provocar compresión en la raíz del nervio. Todo este proceso puede ser ocasionado por alguna alteración estructural de la columna, un ejemplo de ello son las hernias discales o el desgaste de las articulaciones intervertebrales, pero generalmente la causa exacta que lo desencadena no se suele detectar.

Existen dos tipos de lumbalgia, la específica y la inespecífica:

La lumbalgia específica, se caracteriza porque la causa que la ocasiona es detectada, ésta se presenta en el 20 por ciento de los casos totales de lumbalgia, siendo la causa en el 5 por ciento de ellas enfermedades subyacentes graves (osteoartritis, osteoporosis, estenosis vertebral,hernia etc.), mientras que el otro 15 por ciento se debe a alteraciones en zonas no graves.

La lumbalgia inespecífica, engloba el resto de los casos es decir el otro 80 por ciento, en estos casos la fuente que genera el dolor no se identifica de forma precisa, ésta a pesar de ser benigna es bastante frecuentes en las mujeres y en las personas mayores, las causas más comunes que pueden provocar un episodio de lumbalgia son, tomar cargas con exceso de peso, vibraciones constantes, tener posturas incorrectas, estrés, incluso factores a nivel psicológico. Esta se puede clasificar en aguda, subaguda y crónica.

Los tratamientos utilizados para tratar estos dolores van desde la aplicación de fármacos, hasta intervenciones quirúrgicas y terapias. Los fármacos aplicados en las fases iniciales son los antiinflamatorios, en caso de que éstos no tengan ningún efecto sobre el paciente se recomiendo el uso de antiinflamatorios no esteroideos, en casos extremos se utilizan pequeñas dosis de relajantes musculares.