Definición y Que Es
Lupus

El lupus es una enfermedad autoinmunitaria, en donde los anticuerpos son incapaces de poseer tolerancia por estructuras propias del organismo, catalogándolo como antígenos y ejecutando maniobras de destrucción masiva, es decir, no hay capacidad de reconocimiento de estructuras propias y son consideradas como agentes extraños.

Lupus

Esta patología crea afecciones en piel, órganos varios y vasos sanguíneos, existen variaciones del lupus sin embargo el mas común en presentarse es el lupus eritematoso sistémico (LES); esta patología es de causa desconocida, presentándose en mayor proporción en la población femenina, lo que hace sospechar que sea un problema a nivel genético.

El Lupus Eritematoso Sistémico, posee sintomatología variable con síntomas comunes como fiebre, malestar general, astenia y cansancio, principalmente se ven lesiones en piel y mucosas de aspecto rojizo con forma de alas de mariposa, también se lesionan las articulaciones presentándose artralgia, lesiona de igual forma a nivel renal y cerebral, algunos pacientes sufren complicaciones a nivel pulmonar, cardiaco, gastrointestinal, y desde el punto de vista sanguíneo, por lo tanto se considera al lupus eritematoso sistémico como una enfermedad altamente peligrosa, en donde se presenta mucha dificultad a la hora de aplicar un tratamiento.

Como se menciono anteriormente el lupus eritematoso sistémico, posee una prevalencia importante en el sexo femenino, viéndose 10 veces más casos en mujeres que en hombres, y esto se relaciona a que juega un papel importante la secreción hormonal estrogenica, apreciándose la mayoría de los casos en mujeres fértiles y post menopáusicas, en edades comprendidas entre los 16 y 65 años; él LES no tiene favoritismo étnico por lo tanto puede verse afectado cualquier tipo de raza, sin embargo se observa un predominio en las mujeres con descendencia afroamericana, en comparación con las mujeres blancas afectadas por esta patología; los síntomas presentados por el paciente pueden variar, y esto es gracias a la diferencia de raza, edades y sexo que posea la persona afectada.

En el lupus es característico un aumento de los niveles de linfocitos B, de igual forma aumentando la secreción de anticuerpos, siendo estos hiperactivos produciendo la destrucción de estructuras propias, mientras que la secreción de linfocitos T es baja pero de igual forma son hiperactivos.