Definición y Que Es
Machismo

La palabra machismo se deriva del término macho. Se refiere a la manera de pensar que tienen los hombres al considerar a las mujeres como seres inferiores a ellos. El machismo es una conducta o actitud que asume el hombre, al promover la discriminación y desvalorización de la mujer como persona en cualquier ámbito.

Machismo

El hombre machista se caracteriza por ser un individuo promiscuo, ya que tiene la creencia de que mientras más mujeres tengan, más macho es. El ser heterosexual, también es una característica propia del machismo, rechazando cualquier comportamiento visto como femenino en los hombres.

Es típico que al machismo se le asocie con la diferenciación que existe entre las tareas o labores ejercidas entre hombres y mujeres. En el núcleo familiar el machismo se hace presente en el momento en que el hombre ejerce el rol patriarcal, en este caso es él quien tiene más derechos y libertades, mientras que la mujer sólo tiene obligaciones. En cuanto a las relaciones íntimas, es el hombre quien toma la iniciativa, en este caso el machismo se manifiesta cuando el hombre no acepta que una mujer pueda sentir deseo femenino, más bien él ve a la mujer como un objeto al cual puede tomar cuando lo desee.

Para nadie es un secreto que desde las sociedades primitivas la mujer siempre ha sido vista como un sujeto pasivo subordinado a los mandatos del hombre. Entendiéndose que el machismo a pesar de tener un origen antiguo, no quiere decir, que esta conducta sea la correcta. En la actualidad, la mujer ha demostrado que es capaz de realizar las mismas actividades que un hombre, de hecho, muchas de las sociedades contemporáneas han hecho valer los derechos de la mujer en todos los contextos. Sin embargo, existen sociedades como el islam en donde aún, predomina el machismo extremo.

Al analizar un poco este término, se puede decir que la mujer también adopta esta conducta al criar a sus hijos de una manera machista, al no asignarles tareas como por ejemplo, planchar su ropa, lavar su plato, etc. Y compartiendo la creencia de que las hijas son las que deben aprender todo lo relacionado con las labores domésticas.