Definición y Que Es
Magia Negra

Magia negra” es un término que se originó en la época de la inquisición, para hacer referencia a todas las prácticas esotéricas cuya base era distinta del cristianismo. Estos conocimientos mágicos venían practicándose desde la antigüedad; a pesar de esta larga tradición, con la adopción por parte del Imperio Romano del cristianismo como su religión dominante, cualquier hombre o mujer que se encontrase cometiendo actos paganos o de naturaleza “diabólica”, era objeto de reproche social, vergüenza pública o, incluso, sometido a torturas. Además, autoridades en la religión judeo-cristiana, concibieron una serie de conceptos sobre este tipo de ritos, dando mala reputación a las integrantes de estas sociedades.

Magia_Negra

La concepción de magia negra que se tiene en la actualidad está relacionada con las creencias que se tenían sobre estos rituales en la época de la inquisición. Esta, a diferencia de la magia blanca (aquellos hechizos que buscan lograr el bien), se vale de conjuros y maleficios, para que el propio brujo (término exclusivo de quienes practican la magia negra) pueda alcanzar la prosperidad en cualquier ámbito de su vida; el hacer daño a otras personas y entregarse a los placeres prohibidos de la vida son otras de las peculiaridades atribuidas a los que practican estas creencias. Sin embargo, la adoración al diablo o figuras demoníacas es, quizá, la característica predominante, y por la que se les atribuye una imagen maligna a los magos.

La magia negra puede dividirse en varios grupos, pero las más conocidas de la magia negra son: la hematomancia, en donde los rituales giran en torno a la presencia de sangre o tejidos de animales, al igual que las relaciones sexuales y, generalmente, sus fines son destructivos; la necromancia, por su parte, son los rituales que trabajan con los muertos, invocando sus espíritus.