Definición y Que Es
Mandamiento

Un mandamiento es una norma, pauta, política o reglamento emitida por una entidad superior a una inferior; esto es en términos generales. Sin embargo, la palabra mandamiento puede tener otros significados, dependiendo del contexto donde se usa. cabe mencionar que en la religión los mandamientos son principios éticos y devocionales por los cuales se gobierna el cristianismo y el judaísmo.

Mandamiento

Por otro lado, a petición de la religión cristiana, un mandamiento es cada uno de los preceptos del Decálogo y la Iglesia. En el año 1250 la biblia expresa una lista de órdenes o mandamientos expresados por Dios, escritos con su dedo, que los israelitas deberían respetar y llamar los Diez Mandamientos, precisamente porque es una lista con diez órdenes. Estos mandamientos rigen y son aprovados no solo por la iglesia, otras religiones también los aceptan a pesar de diferir en cuanto a su comprensión.

Los siguientes son los diez mandamientos por los cuales se gobierna la congregación católica:

  • Amarás a Dios sobre todas las cosas.
  • No dirás el nombre de Dios en vano.
  • Santificará las vacaciones.
  • Alabaras a tu padre y a tu madre
  • No matarás
  • No cometerás actos impuros.
  • No robarás
  • No darás testimonios falsos.
  • No consentirás pensamientos o deseos impuros.
  • No codiciarás el bien de los demás.

Los mandamientos jurídicos son una (Ley Administrativa) orden de hacer dada por un juez a una persona pública. El principio de separación de poderes prohíbe a todos los tribunales dirigir órdenes a la administración, excepto en asuntos de sanción civil o medida cautelar, y en el caso de los canales de hechos. (Procedimiento Civil) Orden dada a solicitud de una de las partes a la otra, o bajo ciertas condiciones a un tercero, de presentar con imparcialidad una prueba o un documento. Este poder es reconocido por todos los magistrados. La ejecución de la decisión puede garantizarse mediante una orden judicial. El magistrado justificante, además de este poder general, puede dar órdenes a los abogados (a los fiscales judiciales ante el tribunal de apelación) para provocar la puntualidad de los intercambios de conclusiones y de la comunicación de las piezas.