Definición y Que Es
Mandatario

En términos generales un mandatario es aquel que cuenta con capacidad de mando para ser capaz de tomar decisiones importantes durante el ejercicio de su poder. Sin embargo, este término presenta dos acepciones muy populares: una en el contexto político y otra en el ámbito del derecho. En el mundo de la política un mandatario es definido como aquel que encabeza el poder ejecutivo de un país, es decir que se estaría hablando del presidente de una nación.

Mandatario

El mandatario de un país tiene la responsabilidad de tomar decisiones políticas de gran relevancia para su nación, por lo que su figura representa la más importante y popular. Su manera de actuar y también sus limitaciones se encuentran expresadas dentro de la propia constitución del país. Por ejemplo en la constitución se encuentra estipulado cuales son las funciones del mandatario y el tiempo que éste permanecerá en el cargo, tiempo que por lo general dura entre 4 o 5 años; aunque existen países en donde está permitida la reelección por un periodo más.

En el ámbito del derecho, un mandatario es aquel que ejerce el papel de representante de otra persona llamada mandante; en asuntos relacionados con el aspecto personal o comercial. Por ejemplo, un mandatario de un comerciante, puede representar a éste ante cualquier organismo o en la aprobación de algún acuerdo que se realice en su nombre.

Es importante acotar que todas las potestades cedidas a esa representación, debe registrarse por escrito, mediante documento público, en donde queden establecidas, las condiciones, atribuciones y restricciones que conlleva la relación mandatario- mandante.

Entre las funciones del mandatario se encuentran: ejecutar todo lo mandado.

Debe estar sujeto a las instrucciones dadas por el mandante, y en caso de no recibirlas de manera específica, debe actuar con prudencia, como si fuese su propio negocio. Debe rendirle cuentas de sus actuaciones al mandante.

Los tipos de mandatos a los que el mandatario está sujeto son dos: uno general y uno especial.

General, en este caso al mandatario se le otorga potestad para intervenir en todos las transacciones comerciales del mandante, únicamente como administrador de sus bienes.

Especial, aquí se le otorga poder para intervenir en casos específicos, establecidos por el código civil.