Definición y Que Es
Mitomano

El mitómano es conocido como un individuo que al hablar con cualquier persona, no puede dejar de decir una mentira. Esta simple cualidad puede llegar a convertirse en una enfermedad puesto que, con el pasar del tiempo el individuo en cuestión puede aumentar la cantidad de mentiras y el nivel de gravedad de las mismas, convirtiendo la situación en un círculo vicioso que se profundiza y se vuelve más incontenible.

Mitomano

La mentira es una acción que implica perder la verdad o la realidad de los hechos. En las áreas sociales esto se ve muy mal, aunque es casi imposible que una persona diga siempre la verdad. Sin embargo, la mayoría de las personas recurre a mentiras ocasionales, que pueden ser de mayor o menor grado, pero que no son permanentes. La persona que sufre de mitomanía llega a tal punto, que sin necesidad de decir mentiras las dice y le cuesta detenerse.

El mitómano para mantener su estatus social mantiene un comportamiento ajeno a su personalidad y construye más mentiras para apoyar los otros engaños que se desarrollaron previamente. El mitómano se convierte en un esclavo de las mentiras y no mide las consecuencias que las mismas puedan acarrear.

La mitomanía se caracteriza porque la persona no actúa de esta manera solo en un aspecto de su vida. Este comportamiento se transfiere a todos los aspectos de tu vida. En el lugar de trabajo inventa una vida, en el plano sentimental otra, y de tanto mentir se construye una vida que es de fantasía. Los psicólogos han definido algunas de las sensaciones o síntomas que generalmente sienten los mitómanos: ansiedad excesiva, miedo constante a ser descubiertos, búsqueda constante de aceptación, baja autoestima e impotencia.

Las personas con esta enfermedad psicológica puede recuperarse ante esta condición aplicando las siguientes terapias que son: terapias cognitivas y que se desarrollan con la finalidad de llegar al origen que condujo al paciente a la mitomanía y así mejorar su nivel de confianza y todo lo que ha logrado en la vida, esto es para reforzar los pensamientos positivos y ayudarlo a tener la voluntad de continuar logrando éxitos a lo largo de su vida. Y por último la terapia de comunicación que se basa en expresar todas sus necesidades y aceptarse a sí mismo, protegiendo así su autoestima.