Definición y Que Es
Mortalidad

La mortalidad no es más que la cantidad de muertes que se suscitan en un espacio y tiempo determinado, es decir, la tasa de mortalidad es la proporción de población que está en defunción en relación a las personas que conforman la misma comunidad y se encuentran en vida (expresada en porcentajes), esto es medido en un tiempo determinado.

Mortalidad

Este índice arroja datos en generales o también puede ser específico para una causa o patología, si está centrado a una patología el número de muertos a causa de la enfermedad no será relación con el número de personas sanas, si no con el número de personas que están vivas pero que padecen de dicha enfermedad, a su vez puede estar direccionada no solo a patologías en específico si no que al igual puede calcularse la tasa de mortalidad por diferentes variables, según grupo etario, según clase social, según el género entre otros, en el caso de Venezuela actualmente manejamos una tasa de mortalidad equivalente a 5,27 muertes/1.000 habitantes Para el cálculo del índice de mortalidad se utiliza la siguiente formula.

%mortalidad= número de personas fallecidas número total de habitantes (fallecidos vivos) x1000

Otros índices que pueden ayudar la orientación sobre la explicación de la tasa de mortalidad cuando a una patología se refiere son los siguientes:

  • Tasa de morbilidad: es utilizado para el cálculo del número de personas víctimas o afectadas por una enfermedad en un espacio de tiempo. Este índice clasifica las enfermedades en transmisibles (se propaga con facilidad entre los habitantes) como influenza, gonorrea, VIH y a fines, por otra parte nombra las enfermedades no transmisibles (no se diseminan por contacto directo) cáncer, enfermedades pulmonares como el enfisema, entre otros.
  • Tasa de ataque: se utiliza para determinar o referir la incidencia de una enfermedad en una población y tiempo determinado, es decir, el número de veces que es atacada una población por la misma patología.
  • Incidencia y Prevalencia: estos índices miden la permanencia de una patología a través del tiempo en una población y tiempo en específico la incidencia relaciona el número de casos nuevos de una patología con la población, por su parte la prevalencia es la relación entre el número de casos nuevos y antiguos de una patología en específica con la población. Ayudando a la determinación del porcentaje de la población que se considera en riesgo.