Definición y Que Es
Nación

La nación es el conjunto de territorio, el sistema de gobierno, el desarrollo de la política y las características culturales que unen a cierta sociedad. Una nación está unida a los conceptos de Estado, país, nacionalidad y nacionalismo, que desarrollaremos más adelante. Aunque a menudo se usan como sinónimos, la nación y el país a veces no pueden apuntar en la misma dirección.

nación

Se puede decir que hay dos tipos de nación; una política y otra cultural. La nación política domina al Estado, en otras palabras, siempre y cuando esté bien organizada, de acuerdo a un organigrama jerárquico y con un sistema de gobierno que tenga autoridades claras o definidas. Mientras tanto, la nación cultural es la que mantiene diferentes culturas, religiones, grupos étnicos dentro de la demarcación de una nación determinada.

La nación como país, es el que se refiere generalmente a la demarcación territorial específica, con límites y fronteras. Mientras tanto, para referirse a la organización política y al sistema de gobierno, generalmente se llama Estado-Nación. Por otro lado, también es común que el concepto de nación se extienda, por ejemplo cuando se habla de “nación latinoamericana”.

En este caso, se utiliza para referirse a la consolidación de una región más grande, que comparte modelos o proyecciones culturales, religiosos o políticos hacia el futuro, vinculando a los estados-nación con sus historias pasadas, sus noticias actuales y sus expectativas futuras así de esta manera, buscan crear alianzas que vayan más allá de lo político-económico, y también crucen la esfera sociocultural, creando imaginarios sociales y sentidos colectivos, que podríamos llamar identidades comunes.

La nacionalidad es el atributo personal en términos de lugar de nacimiento, o perteneciente a una nación que tiene un individuo. El lugar donde naces y te registras, ahí es donde estará tu nacionalidad. Aunque en muchos casos, algunas personas tienen más de una, cuando migran a otro país y después de un tiempo se convierten en titulares de la nacionalidad del lugar donde residen, sin perder su lugar de origen. La nacionalidad está consagrada como un derecho humano, y no puede haber un individuo en el planeta que sea una “persona apátrida“, una persona que no pertenezca a ninguna nación. En todas las circunstancias siempre pertenecerán a una nación.