Definición y Que Es
Naturalización

La palabra naturalización o nacionalización como también se le puede llegar a conocer, es el proceso donde el ciudadano de un Estado adquiere la nacionalidad por medio de un segundo individuo ya sea producto de la estadía mantenida de manera legal en dicho territorio o por otros motivos como el matrimonio o ascendencia directa por medio de padres, abuelos, entre otros. Una serie de requisitos son los que necesitan aquellas personas que con mayoría de edad pueden adoptar la nacionalidad por naturalización y al ser así, éstos adquieren todos los beneficios, como ciudadanos que brinda esa nación.

Naturalización

Son muchos los países que dentro de su legislación establecen que para que un ciudadano de otro país adquiera su nacionalidad, éste debe renunciar primero a la nacionalidad que tenía con anterioridad, frente a los organismos públicos competentes de donde son originarios. Aunque existen excepciones gracias a convenios bilaterales entre países de una región, donde un ciudadano puede adquirir la nacionalidad y ciudadanía del otro sin tener que renunciar a la que ya tenía, eso es lo que se conoce como doble nacionalidad.

La naturalización en el ámbito sociológico es uno de los más importantes en la rama de las ciencias sociales. Josep Vicent Marqués en 1981 indica que la naturalización es un fenómeno que lleva a los hombres a considerar sus acciones y creencias como naturales. Un ejemplo de ello es la biologización de los hechos sociales, y es cuando un individuo sufre de exclusión social, dado a ciertas características genéticas como el color, la raza, entre otras. Otro ejemplo del tema, son los gitanos en Europa que gracias a su estilo de vida nómada han sido excluidos durante siglos.

Pierre Bourdieu en 1981 fue fiel crítico de la naturalización, señalando que es un proceso de distinción social que utilizaban las clases dominantes para diferenciarse de las clases más populares.

Es importante señalar que Bourdieu aseveró que la función ideológica de la naturalización, siempre llega al mismo punto y es a la individualización de los problemas sociales, negando soluciones al colectivo.

Años más tarde Fernando Conde en el 2009, define al sociólogo como las persona que desnaturalizan lo naturalizado por la sociedad en un momento de la historia determinado, es decir es quién puede realizar un trabajo de construcción social e ideológica para de esta manera abrir paso a nuevas ideas y discursos que comprendan los nuevos hechos sociales.