Definición y Que Es
Nódulos

Un nódulo es una bola de tejido sólido (a diferencia de un quiste, que consiste en una bola llena de líquido cuyo contenido puede vaciarse). Aunque a menudo los asociamos a las cuerdas vocales y a la tiroides, lo cierto es que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo; en las mamas, en un pulmón, en un riñón, bajo la piel.

Nódulos

Dependiendo de su ubicación se determina el nivel de gravedad del nódulo en desarrollo ya sea benignos e indoloros o maligno, estos pueden formarse en la piel, los músculos y los tendones. Cabe mencionar que los nodulos pueden afectar órganos internos en respuesta a una lesión.

Entre los nódulos más comunes tenemos:

De tratarse de un nódulo maligno, una célula empieza a funcionar de forma anárquica y se prolifera. Puesto que las células están enganchadas entre sí, las cancerígenas acaban formando un tumor que, con algo de tiempo, se transforma en una bola. En caso de nódulo benigno, el proceso es casi idéntico, pero con una única diferencia: la proliferación de células para espontáneamente y, por lo tanto, las células se mantienen sanas.

  • Según la composición: Quística si el contenido del nódulo se líquido. Sólidos si el contenido son células y Mixtas, es decir con líquido y células.
  • Según el comportamiento: Pueden ser también benignos (prácticamente todos los quística lo son) y malignes si tienen capacidad de invadir tejidos de alrededor y causar metástasis a distancia.
  • Según la capacidad de fabricar hormonas: Si la clasificación se hace por la capacidad de los nódulos de segregar hormonas mediante la gammagrafía hablamos de:
  1. Nódulos fríos en caso de que no haya captación.
  2. Nódulos calientes.
  3. Si además observamos en la gammagrafía un exceso de captación del nódulo con anulación de la captación del resto de la glàndula- hablamos de nódulos tóxicos.
  4. Los nódulos calientes raramente son malignos.
  • Según las características ecográficas: La ecografía se ha perfeccionado mucho en el estudio de los nódulos tiroideos hasta el punto de que según las características ecográficas podemos definir un nódulo como sospechoso o no sospechoso con bastante precisión. En cualquier caso, el diagnóstico definitivo muchas veces necesita de un análisis de las células que componen el nódulo.

Cabe destacar, que ante la presencia de un nódulo es necesario asistir al médico inmediatamente para descartar su condición y clasificación médica.